martes, 7 de junio de 2016

El cartel más feo del mundo (será que el Arde Lucus aún no tiene aún bastante ventaja sobre el San Froilán)

Ayer el jurado del concurso de carteles de las próximas fiestas de San Froilán emitió su fallo, y hay que decir que en este caso la palabra se puede aplicar en toda su magnificencia y esplendor: un fallo en toda regla.

Por increíble que parezca este es
el cartel elegido para las fiestas de este año
Antes de nada he de decir que la persona que hizo el diseño merece todos mis respetos. Cada uno tiene la libertad creativa que Dios le ha dado y por supuesto sobre su derecho a presentarse al concurso nadie puede decir nada. De hecho hizo bien porque ya ven, ha ganado contra todo pronóstico.

El cartelito de marras no sé si pretende ser un homenaje a Cuéntame ahora que la serie toca a su fin, y nos retrotrae a la esencia de los años ochenta. De El Corte Inglés de la época para más detalles. Otra opción es que pretendan ir creando escuela para que los manteros vuelvan a copar las calles de la ciudad de Lugo sin que a nadie le extrañe, porque el cartel es más propio de una feria de oportunidades (no muy trabajada) que de unas fiestas patronales de la capital de una provincia.

Tradicionalmente el cartel de San Froilán contaba con dos elementos ineludibles, y tan arraigados en la fiesta que difícilmente se comprende la referencia a ésta sin ellos: el pulpo y la muralla. También era habitual la noria, pero como ésta viene un año sí y dos no quizás sea mejor eliminarla por si acaso. En cualquier caso, para la persona de fuera de la ciudad que vea el cartel, supone el mismo atractivo venir a las fiestas patronales de Lugo que ir al centro de oportunidades de Altamira porque salvo referencias muy poco entendibles (como el plato de pulpo o las tijeras) no hay nada que permita saber de qué va el tema. Si en el reclamo de nuestras fiestas prescindes de lo que las hace singulares, da igual que anuncies el San Froilán que las fiestas de María Pita o las del Santo Oficio.

Me habría gustado hacer una comparativa con carteles de hace décadas, pero a pesar de esa supuesta digitalización que nos ha costado muchos cientos de miles de euros a todos los lucenses, no he encontrado en ningún lado una cosa tan tonta como los carteles y los programas de las fiestas del pasado. Para que se hagan una idea de a qué me refiero, en este enlace se pueden ver los carteles de la Feria de Abril desde 1985. De hecho me sorprende que no haya de antes, pero bueno, será cuestión de tiempo.

La gente tiene mucha imaginación.
En este caso era obvio
pero no por ello menos divertido
Por supuesto no ha tardado algún lucense espabilado en hacer la versión coñera del cartel, y dando por sentado el permiso del autor (si lo pusiste en Facebook es que quieres que se vea, entiendo) se lo pongo como ejemplo más adecuado de la función de este… digamos… bodrio por ser suaves.

No es fácil hacer un cartel para las fiestas, pero me sorprende la calidad que se demuestra en los trabajos elegidos para difundir el Arde Lucus en contraposición a la ramplonería de los que se utilizan para publicitar nuestra (presuntamente) principal fiesta.

En cuanto a los elementos elegidos como representativos, vamos a dar por buena la parte textil por aquello de los trajes regionales (aunque los hay más reconocibles) y centrémonos en otras cuestiones: ¿es el acordeón un instrumento propio de las fiestas patronales de Lugo? Se ve que así lo creen el autor y el jurado. Por lo que respecta a sal, pimiento, palillos (esa especie de pelusa con aspecto metálico se ve que es un palillero) y
Lo de abajo a la derecha
se supone que es una aceitera
aceite, quizás si estuvieran menos desperdigados y se hubieran representado con los elementos típicos de la feria sería más apropiado. La aceitera de cristal será muy mona en la mesa de los Duques de Lugo (bueno, Duquesa ahora) pero lo normal es la de acero de hostelería de toda la vida. El paraguas vale, también lo vamos a aceptar aunque me cuesta creer que haya otro más feo que poder incluir… pero ¿y el maletín? ¿Qué pinta ahí el maletín? ¿Contendrá los billetes del premio?

Resumiendo: un cartel poco representativo, con tipografías sosas que no pegan con los elementos, ya de por sí mal elegidos. Tiene tanto que ver con nuestras fiestas como con las de cualquier otra feria de artículos de segunda mano de cualquier otra ciudad de cualquier otra provincia.

Será que el Arde Lucus aún no tiene aún bastante ventaja sobre el San Froilán.

1 comentario:

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.