martes, 27 de diciembre de 2016

Las (casi inexistentes) actividades navideñas en Lugo

Hay cuestiones contradictorias con el más elemental sentido común. Una de ellas es la famosa pista de hielo que el Ayuntamiento instaló el pasado año y que este año no han puesto por razones desconocidas.

Lara Méndez y Carmen Basadre visitan la pista de hielo
en 2015. Este año no hay nada... Foto: www.lugo.es
Por si no recuerdan de qué va el tema, en las fiestas navideñas de 2015 el Ayuntamiento puso de forma irregular una pista de patinaje de hielo en la plaza “Horta do Seminario” (más conocida como la Plaza Inútil). Ante la denuncia de un grupo de la oposición, concretamente Ciudadanos, la concejala salió a dar sus habituales “explicaciones”, que fueron, resumidamente, que el AVE a Galicia es muy importante. Ya sé que no tiene nada que ver, pero eso se lo explican a la compareciente.

A lo que íbamos. El “éxito rotundo” de la pista de hielo, con gran demanda por parte de la ciudadanía según explicaba el Gobierno Local es lo que me despista. No por el buen funcionamiento en sí, sino por la contradicción intrínseca que supone que si tan bien fue la cosa este año no hayan puesto otra vez la bendita instalación. “Ou arre ou xo”.

La pista de hielo era "del Ayuntamiento" según el Gobierno
La excusa barata de echar la culpa de todo a la oposición en este caso es una chorrada. Nadie, hasta donde yo sé, puso pegas a la existencia de la actividad, sino a que se pusiera a la buena de Dios, sin el oportuno expediente administrativo ni solicitud de licencia que es preceptiva para estas cosas. Imaginen que un niño se descalabra en una instalación del Ayuntamiento de Lugo que no tiene en regla el papeleo. ¿Se imaginan el berenjenal en que nos meten a todos? Porque por mucho que la culpa sea de quien lo hace, los paganos seríamos el conjunto de los ciudadanos, tal y como se demostrará probable y lamentablemente con el Garañón.

Las actividades del Ayuntamiento en Navidad se han reducido a poner un par de carpas con actividades sencillas. Nada que objetar a éstas, pero me resultan escasas. Ni una mala atracción para críos, ni un carrusel...

También es cierto que no todo depende de la administración. En su momento yo mismo intenté traer a la ciudad un precioso carrusel de época que había visto en Sada, y el problema no era económico porque se podía financiar con cierta facilidad, sino de disponibilidad del chisme en cuestión. Pero imaginen qué bonito sería tener algunas atracciones temporales por la ciudad. Y no solo en el centro, sino en todas partes.

Imaginen un Lugo con este tipo de actividades...
Quizá lo suyo sería, con antelación y abierto a todas las empresas que quieran participar, sacar un concurso público para que se puedan poner determinado tipo de atracciones en plazas y rincones de la ciudad. Una pista de hielo en la nueva plaza de la Milagrosa, un carrusel en el centro, una instalación temporal de cualquier tipo en Aceña de Olga... No tendría por qué costar un duro a las arcas municipales y daría mucha vida a la ciudad en una época como la navideña, en que los niños no tienen colegio y, en muchos casos, se aburren como almejas.

La iniciativa privada no necesita necesariamente de subvenciones y ayudas, ni siquiera de que la administración dé el primer paso. Normalmente con no ponerle trabas ya suele aflorar con cierta facilidad, pero en Lugo hay más impedimentos que colaboración y es difícil que ciertas cosas funcionen si no participa la todopoderosa administración pública. Salvo en los centros comerciales, claro, que van por libre por provecho propio y ahí sí que son todo facilidades.

El suelo es público, claro que sí, pero no pasa nada por permitir que algunas personas se ganen el jornal honradamente prestando al mismo tiempo un servicio a la ciudad. Miren en Ribadeo qué bien les va con su pista de hielo, y me apostaría algo a que está instalado con licencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.