lunes, 27 de marzo de 2017

Si Portomeñe no dimite que no hable de coherencia

He coincidido con Carlos Portomeñe en varias tertulias radiofónicas y en infinidad de ocasiones en este (afortunadamente) pequeño Lugo nuestro. Me cae francamente bien y solemos estar de acuerdo cuando se tocan temas de la ciudad, e incluso hemos coincidido en valoraciones polémicas como la crítica que ambos hicimos del absurdo puente sobre el Miño que se erigió a mayor gloria de Pepe Blanco y en contra del más elemental sentido común. Me parece que no está haciendo mala labor como concejal y, sin embargo, me choca que no haya dimitido todavía.

Portomeñe exigiendo ceses por imputaciones... de otros, claro
Foto: Europa Press
La lógica que Portomeñe aplica de hacer dimitir a alguien por una simple acusación es, en mi opinión, una barbaridad, pero si la defiendes entiendo que has de asumirla para ti en primer lugar. Eso de “no es lo mismo” cuando te toca frente a lo que pides para los demás es demasiado infantil como para aceptarlo en una persona mínimamente coherente.

Carlos encabezó una manifestación, escasa de público pero muy notoria, frente a la casa consistorial para pedir la dimisión de Orozco por estar imputado. También exigió a Feijoo que cesara a Iravedra por una imputación. Ahora lo está Portomeñe y no veo muchos visos de que piense siquiera en la posibilidad de marcharse a su casa.

Veo a Portomeñe protagonista de una nueva caída del caballo, como la que vivió el exministro Blanco cuando le pasó algo parecido, y que le hizo pasar de exigir insistentemente la dimisión de todo cuanto cargo del PP era imputado a defender con uñas y dientes la presunción de inocencia… porque lo imputaron a él, claro. Hasta escribió un libro sobre el asunto, el tío.

Personalmente me parece una estupidez que un concejal dimita porque alguien lo acusa de cualquier cosa en el juzgado, por grave que esta sea. Si es por una tontería ya ni les cuento. Miren el caso de Coruña y del edil imputado por un cartel de Carnaval, qué cosa más ridícula. Pero como las agrupaciones de ambos supuestos defienden que las imputaciones son causa de dimisión lo suyo es que los dos cojan sus maletas y dejen paso al siguiente de la lista, no porque deban hacerlo según el más elemental sentido común, sino porque ellos mismos recetaron esa medicina a los demás.

“Dios está en los detalles” reza el dicho, aunque no creo que las agrupaciones que presumen de ateas puedan usar ese refrán para justificar adaptar las convicciones a las necesidades de cada momento.

La coherencia es una cosa peligrosa si tienes posturas de máximos. No se puede ahora venir a buscar detalles, "esques" y peros para escurrir el bulto. Haberlo pensado antes de ponerte a gritar a los cuatro vientos que una sencilla acusación merece el castigo de la dimisión porque “algo habrá” si el juez considera que hay indicios. Pues nada, a ello chicos.

La otra opción es que sea todo fachada y que realmente se use una vara de medir para el propio caso que para los otros. Entonces es probable que se haga eso para cualquier cosa con lo que se tambalea cualquier indicio de decencia. Si Portomeñe no dimite, que no hable de coherencia.

12 comentarios:

  1. Vaya por delante que creo en la presunción de inocencia y que nadie, ni siquiera el Sr.Portomeñe, debe dimitir por ser objeto de una investigación judicial.
    Dicho esto, comparto con usted al 100% lo que hoy escribe. Utilizar (mal) la Justicia como arma política tiene estas cosas. Y este Torquemada de vía estrecha se encuentra hora ante la prueba del siete de su credibilidad.
    Porque si realmente se cree su discurso, no le queda otra que dimitir. Y como no lo va a hacer, la única conclusión posible es que su marxismo es el de Rufus T F Firefly (Groucho para los amigos), cuando dijo aquello de "estos son mis principios. Si no le gustan ... tengo otros".

    ResponderEliminar
  2. le acusan de malversacion?, de apropiacion indebida? de corrupcion politica en definitiva?.....ah no!, le acusan de acusar precisamente de cosillas parecidas al anterior alcalde!......tengo la sensacion de que cuando el pide dimisiones por imputaciones es por temas de posibles corruptelas politicas y golferias varias mas que porque alguien se sienta ofendido por las palabaras de otro....desde mi punto de vista, esto no es motivo de dejar el puesto, es mas, una de las razones por las que esta en el concello es precisamente sacar los colores a mas de uno!!!!

    ResponderEliminar
  3. Total y completamente de acuerdo con usted. No debería dimitir por la imputación... sino por decir que los imputados deben dimitir.

    ResponderEliminar
  4. Llamar a lo de Orozco "sencilla acusación" es como mínimo un chiste muy malo. Últimamente está usted perdiendo rigor en favor del amarillismo, ¿será que es una enfermedad que le han contagiado en La Voz de Galicia desde que publica artículos allí?
    Si se molestase en buscar hemeroteca o ir a los documentos aprobados por partidos como Izquierda Unida o Podemos, sabrá que piden la renuncia a los cargos públicos en investigaciones por delitos relacionados con la corrupción, prevaricación, tráfico de influencias, enriquecimiento injusto, soborno, malversación y/o apropiación de fondos públicos.
    Falta de coherencia la del grupo municipal del partido político con el que simpatiza usted ahora, Ciudadanos, que llevaba en su programa literalmente "separar de inmediato de cualquier cargo público o de partido, a imputados por corrupción política hasta la resolución completa del proceso judicial". El Concello de Lugo está infestado de cargos públicos imputados en casos de corrupción, incluído el jefe de la asesoría jurídica nombrado a dedo en el actual mandato, con Ciudadanos ya en la corporación, y no hemos visto en prensa nada de esta formación exigiendo que se cumpla lo que lleva en su programa. ¿Tendrá algo que ver que el mismo sea hermano de la portavoz de Ciudadanos en Lugo? ¿Sabrá algo de esto su jefe Albert Rivera? ¿No cree que este una historia lucense digna de ser contada? Mucho más que dar pávulo a querellas de jubilados ociosos y vengativos contra la libertad de expresión, que es de lo que esto se trata sin más, al igual que la vergonzosa denuncia de la Asociación de Viudas de Lugo, que usted mismo califica aquí de ridícula. Espero que sea coherente y le pida a su amiga Olga que ponga como otra conditio sine qua non al PSOE para aprobar los presupuestos de 2017 que aparten a su hermano de la jefatura de servicio que ocupa. Gracias y un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me tardaba que hablando del partido Comunista saliera alguien a hablar de Ciudadanos. ;)

      No sé si conoce el concepto de "desvío de atención" es interesante.

      Eliminar
    2. En cuanto a las explicaciones a Ciudadanos le recomiendo que se dirija a Ciudadanos. Es de sentido común.

      Eliminar
  5. Olvidamos que la Audiencia se basa en una única afirmación de Portomeñe para dar para adelante a la querella de Orozco: que el secretario sufrió presiones por el informe negativo que redactó sobre la legalidad del PXOM. Y si no me equivoco es lo mismo que Portomeñe dijo testificar ante la jueza cuando fue llamado a declarar como testigo por los "errores" recurrentes en la tramitación del PXOM y lo del intento de recalificación ilegal de los terrenos del club de golf. No soy jurista, pero por decirlo de alguna manera, no queda bonito que alguien pueda denunciar a otra persona por difamaciones cuando se trata de afirmaciones concetras hechas en la marco de una investigación judicial en marcha por la que no olvidemos que hay un buen puñao de funcionarios investigados con desaparición de tochos y tochos de documentos públicos con obligación de custodia incluidos y que han costado a los ciudadanos de esta ciudad unos cuantos eurillos. Me parece una burrada que se le haga el juego a la mafia de esta ciudad pidiendo que un concejal en estricto ejercicio de su obligación pública se vaya a su casa mientras los auténticos estafadores siguen cazoleando a sus anchas por toda la ciudad. Por favor, no nos tomen por tontos, poner en el mismo saco las gravísimas imputaciones de Orozco con la imputación artificial de Portomeñe, que responde al más burdo oportunismo político, me parece un insulto a la inteligencia de la ciudadanía.
    Lo siento, por muy comunistas que sean prefiero que se lleguen a consensos con gente honesta y de fiar y no que se facilite que los herededores de los ladrones sigan mangoneando en el Ayuntamiento. Si hay algo que no se le puede achacar a Carlos Portomeñe, es falta de coherencia. Se mire por donde se mire.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por curiosidad, ¿cuál es el límite entonces? ¿Quién decide por qué imputación hay que dimitir y por cuál no?

      ¿No sería más lógico creer en ese viejo principio que dice que todo el mundo es inocente hasta que se demuestre lo contrario?

      Estoy de acuerdo con que es una idiotez que Portomeñe dimita por esto... Pero es él y no yo el que defiende que una acusación pueda tumbar una carrera política.

      Eliminar
  6. Pero el señor Portomeñe robó., prevaricó, reveló secretos???? Que se sepa no, verdad???? Pues relajen la tropa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tampoco robó, prevaricó, reveló secretos el señor Orozco y para él nuestro amigo Carlos pidió o exigió la dimisión...

      Eliminar

  7. Orozco está imputado por prevaricación, tráfico de influencias y delitos contra la ordenación del territorio. Si cometió algún delito se dilucidará en el juzgado y no en el blog de Luis Latorre. Un alcalde sin credibilidad que acumula imputaciones es dañino para una ciudad como Lugo. No entiendo a qué viene cerrar filas ahora con ese mala sombra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y dónde ha leído usted, alma de cántaro, semejante barbaridad? ¿Dónde hay una defensa de Orozco más allá de la que se puede hacer de la presunción de inocencia?

      Eliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.