viernes, 23 de junio de 2017

La ''renovada'' plaza de abastos necesita más obras


Según el Ayuntamiento la plaza "reúne todas as condicións esixidas para unha pública concorrencia, e dicir para uso público"
Foto: La Voz de Galicia

A ver si lo he entendido correctamente: el Ayuntamiento se ha gastado en la reforma de la Plaza de Abastos un millón de euros… y resulta que no llegan para “adecentar” el sótano del edificio y ahora hay que meter 30.000 más y pedir una subvención a la Xunta de 14.417.

Es indecente que tras gastarse semejante pastizal en el edificio no hayan cubierto todo, y ya no se trata de una cuestión puramente económica, que también, sino de uso y de sentido común. Las obras de la planta superior de la plaza se terminaron hace ya algún tiempo y se dejaron pendientes unos “pequeños flecos”, nada importante, solamente olores nauseabundos y aguas residuales (afortunadamente no son fecales según el Ayuntamiento, ¿es tranquilizador?) en una zona donde se venden alimentos frescos.

Un millón de euros se han gastado y se ve que no llegaron
¿Cómo es posible que el presupuesto no haya llegado para terminar la rehabilitación completa? ¿El proyecto no contemplaba más que hacer una parte del edificio? Y si éste fuera particular ¿podría abrir al público en las condiciones en las que está?

Lo que tiene inspeccionarse a uno mismo es que se pueden ver las cosas con un cristal de color rosa para que todo tenga buen aspecto. Un informe “técnico” del servicio de vías y obras del ayuntamiento por lo visto dice que “reúne todas as condicións esixidas para unha pública concorrencia, e dicir para uso público”, cuestión llamativa cuando ve uno lo rigurosos que se ponen con los particulares (cosa que me parece muy bien).

También es llamativa la diferencia de precios que hay en todo esto. “Adecentar” la parte inferior de la plaza cuesta solamente 45.000 euros mientras que el resto de la obra se ha comido un millón… ¿No les parece que hay una ligera desproporción? A menos, claro está, que lo que vayan a hacer ahora sea pasar una escoba y pintar.

El despropósito de la gestión de los fondos Urban en Lugo es el que es. La plaza es un sitio magnífico donde hacer la compra a diario, con productos de primerísima calidad y encima más baratos que en los supermercados industriales que nos cuelan vaya usted a saber qué, pero apoyar la actividad de la plaza no es ponerla muy mona por zonas y dejar que se pudra por sitios menos visibles, es echar un cable en serio y ver qué necesidades hay que cubrir.

Me gustaría saber si los placeros han visto mejoría en sus ventas, que a fin de cuentas es de lo que se trata, y si no habrían visto con mejores ojos que ese dineral, que insisto en que encima no ha llegado para cubrir toda la obra, se hubiera gastado en servicios para los clientes como una guardería o servicio de reparto a domicilio...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.