lunes, 19 de junio de 2017

Sit tibi terra levis

Manuel Ouro
divirtiéndose con los compañeros
del Senado en su primer año
Probablemente habrán visto en la prensa que un buceador falleció el sábado mientras practicaba una inmersión en Viveiro. Esta noticia, que para parte de la población es un suceso como tantos ocurren, tiene nombre y apellidos de una persona de Lugo, un amigo y compañero, Manuel Ouro, con el que compartía membresía del Senado del Arde Lucus.

Manius Urinator era el nombre ficticio del senador que encarnaba Manuel Ouro Ramos, una de esas personas que no pasan desapercibidas, que siempre son el alma de las reuniones por su buen humor y su alegría contagiosa. El poco tiempo en que tuve el placer de conocerlo fue suficiente para que se ganara mi simpatía que se une al cariño y afecto de todos los compañeros del Senado.

Manuel era un experto buceador al que le sucedió algo que aún no sabemos durante la práctica de su afición y su pasión. Sabía lo que se hacía, era instructor de buceo y miembro de la directiva del Centro de Actividades Subacuáticas de Viveiro, así que es más extraño todavía… e irrelevante para lo que nos ocupa. Lo único importante es el terrible desenlace que nos privará de su compañía de ahora en adelante, si les digo la verdad los detalles morbosos me sobran.

Estuvimos hablando en alguna ocasión del buceo. Como voy a menudo a Foz me contó que en su agrupación visitan habitualmente pecios hundidos de varios barcos, que incluso habían descubierto alguno y que hasta habían mandado a pique un pesquero para crear una especie de biosfera artificial para ciertas especies. Daba gusto oírle hablar de ese tema, que dominaba y del que era una enciclopedia. Nos quedamos con eso, con esa pasión y esa alegría de vivir.

Sit tibi terra levis” es una frase latina que significa “que la tierra te sea ligera”. Se usaba como epitafio en la Roma anterior al cristianismo así que parece apropiada en este caso. Te echaremos de menos Manuel, dejas buenos amigos y ese es el mejor legado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.