jueves, 21 de diciembre de 2017

Coacción intolerable

Los 25 representantes de los lucenses con capacidad para decidir el presupuesto municipal se reúnen aquí.
El resto podemos opinar (no amenazar) pero la competencia es suya.

Fotograma de "El Padrino"
La Federación de Vecinos ha cruzado la línea roja. Su habitual apoyo a los gobiernos socialistas se tradujo en una amenaza inaceptable, diciendo que exigirán “explicaciones fuera del ámbito político a todos los ediles” que no apoyen el presupuesto del Ayuntamiento de Lugo y que organizarán charlas en los barrios y parroquias para explicar “quién votó en contra”. Al menos se han abstenido, de momento, de mandar cabezas de caballos a los concejales de la oposición.

Soy un férreo defensor de la sociedad civil como contrapeso a la todopoderosa administración, y me parece razonable la postura de diversas entidades que opinan libremente y que apoyan la aprobación de los presupuestos, pero de ahí al intento de intimidación media un abismo. Exigir a un concejal explicaciones “fuera del ámbito político” es un disparate. Es como perseguir al médico de cabecera cuando sale de la consulta para que te firme una baja que considera injustificada, llamar al domicilio particular del mecánico para que no duerma hasta que te arregle el coche o acosar al juez mientras está de vinos porque no te gusta su sentencia. Una actitud inaceptable que en mi modesta opinión incluso raya lo delictivo, ya que se podría entender como un intento de coacción al voto de los concejales.

No creo que los únicos representantes de los vecinos sean los concejales, pero sí son los que han sido elegidos democráticamente en elecciones con urna y los que tienen la capacidad de votar los presupuestos. Que las asociaciones, que defienden legítimamente los intereses de sus miembros, opinen y quieran convencer de unas u otras posturas es lógico y de hecho es su función, pero no confundamos el papel de cada cual.

Hay entidades que confunden el amancebamiento con la legalidad. Que la relación entre determinadas instituciones y asociaciones sea fluida (sobre todo cuando hablamos de exprimir la teta presupuestaria) es una cosa, pero si uno quiere determinar el presupuesto solo tiene un camino: presentarse a las elecciones... y ganar.

Artículo publicado en La Voz de Galicia del 21 de diciembre de 2017

4 comentarios:

  1. Esa constelación de asociaciones lleva años dirigida por la misma cabeza. Fue la que dio la puntilla al PP convocando una manifestación por el asunto de la hemodinámica tres días antes de las elecciones locales.
    Ahora da ya un pasito más, recurriendo a la amenaza velada.
    Sería bueno conocer sus cuentas y sus fuentes de ingresos y poder así hacernos una idea de lo que hay detrás de ese tinglado.

    ResponderEliminar
  2. La solución: otorgarles una ayuda (se puede justificar con una factura falsa) cuyo importe cuanto más elevado mejor. Lo digo por experiencia. Fernando

    ResponderEliminar
  3. Hace casi un año, por estas fechas, el Concello de Lugo publicaba las concesiones de subvenciones para la contratación de trabajadores por parte de entidades o asociaciones sin ánimo de lucro.
    Me refiero al plan del Concello "Con-trato feito".
    A efectos prácticos un "tangazo feito" y "una tomadura de pelo", que finalmente ha sido un "chollo" diseñado "ad hoc" para unas "determindas asociaciones" que curiosamente copan de forma indiscriminada cuantas subvenciones sacan a concurso tanto el Concello de Lugo como la Diputación.
    Profundizando un poquito en el tema, a algunas asociaciones de vecinos les han subvencionado el 100% de los costes salariales (incluyendo seguridad social), durante un año, por la contratación de, ¡agárrense los machos!, "UN ENQUISADOR", si, si, no se trata de una errata, o un lápsus, se trata de un profesional que se dedica a, adivinen... a !hacer encuestas!
    Pero a efectos prácticos, culturales y sociales, dichas asociaciones de vecinos, hasta donde yo se, organizan las fiestas del barrio, la hoguera de San Juan, el día del Veciño, y quedan de vez en cuando los miembros de su directiva para organizar "cuchipandas" entre ellos (tal y como se puede ver en las fotos que ellos mismos publican en internet).
    Entiéndase por "cuchipandas": "comidas, reuniones y viajes culturales".
    Que me parece estupendo, pero siempre un cuando se lo paguen entre ellos...
    Volviendo al tema del "ENQUISADOR", sería interesante saber exactamente que enriquecedores estudios demoscópicos aporta a la asociación, a los vecinos y al barrio...
    En mayo, ¿qué hacemos el finde?, ¿churrasco de cerdo?, o ¿de ternera?, ¿dónde hacemos la compra?, ¿en el Eroski del barrio, o en el Carrefour?
    Pero "ojo", "advertencia", si el Concello nos requiere porque necesita gente para figurar en "tal o cual acto", tenemos que suspender y movilizar a vecinos para ir allí a salir en la foto arropando a la alcaldesa o al concejal de turno, eh!
    Y si hace falta realizar movilizaciones para dar apoyo a la corporación municipal, para apoyar los presupuestos, pues también, ¡faltaria más!

    ResponderEliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.