lunes, 19 de marzo de 2018

Libertad de expresión


Pancarta de la contra-manifestación

Ayer cometí un error, y como un blog no deja de ser un diario digital voy a descargar mi conciencia mediante la confesión, que es una cosa muy sana y ayuda a aliviar los pesares.

Verán, la cuestión es que acudí a la concentración convocada en favor de que se mantenga la prisión permanente revisable en España. Yo mismo animaba a la gente a venir en el artículo del viernes, con escaso éxito la verdad, ya que seríamos cincuenta o sesenta personas aunque viendo que en Santiago hubo cien tampoco es que fuera la cosa tan mal (esto de aplicar el “mal de muchos, consuelo de tontos”… no me acaba de convencer). Ese no fue el error, ya sigo apostando por el mantenimiento de esa pena por los motivos que todos conocemos y en los que no me voy a detener porque no quiero volver a abrir ese melón, el tema es otro, les explico ahora dónde metí la pata.

Unos minutos antes de la concentración vimos a tres personas con una pancarta enrollada, que si les soy sincero nos mosqueó un poco porque nos temíamos que algún colectivo pretendiera apropiarse de la reunión para ponerle sus siglas. No fue así, más allá de la presencia de cargos políticos del PP (cosa lógica si son los que aprobaron en el Congreso la medida y quienes pretenden mantenerla) sino todo lo contrario, cuando vieron que nos juntábamos y daban las doce, la hora de la convocatoria, desplegaron la pancarta en la que se podía leer algo como “no hagan política con los niños” o cosa similar… y aquí es donde creo que metimos la pata.

En lugar de dejar a esas tres personas sujetando su pancarta en soledad, haciendo patente que si nosotros no es que fuéramos muchos ellos eran tres gatos contados, literalmente, las personas concentradas nos pusimos delante de ella para taparla. Visto en el momento pareció una buena idea porque sin ceder a su gratuita provocación (nadie habló en ningún momento de niño alguno, si bien todos tenemos a Gabriel o a Diana en la mente) se evitaba la foto, pero pensándolo después, hablando con algún amigo que fue con nosotros y leyendo comentarios sobre el asunto creo que fue una equivocación.

Estas tres personas se ve que no soportan que los demás opinemos en libertad, y nuestra reacción fue exactamente la misma, intolerante e intolerable. Ya sé que no es lo mismo provocar que contestar, pero ahí es donde fallamos y donde nos perdió la tensión que provocaron esas personas, dándoles una pequeña victoria que creo que no merecían. Tendríamos que haber reaccionado con una grandeza de la que quienes se contra-manifestaron carecían y que tampoco tuvimos nosotros.

En el dinámico grupo “Eres de Lugo si...” una persona vinculada a estos señores tardó poco en subir la foto de rigor, y tras una retahíla de comentarios tremenda (más de quinientos) acabó por bloquear la participación porque se ve que el agua no iba hacia su molino. Cosa fea, pero que es similar a lo que hicimos nosotros.

Impedir a los demás opinar está feo. Lo haga quien lo haga.
Por supuesto se respetó a esa gente hasta donde yo sé (salvo ese “taponamiento”) y no se les increpó ni nada semejante, aunque lamento no poder decir que ese comportamiento fuera mutuo. Ante la situación los policías locales que estaban allí identificaron a los tres señores de la pancarta (alguno de los cuales ya es conocido por la justicia por temas de protestas y esas cosas) y comprobaron que la concentración a la que acudimos nosotros estaba correctamente comunicada siguiendo los trámites legales oportunos.

Estas cosas, que deberían ser un simple reflejo del sentir de parte de la sociedad (una parte menor de la que pensaba, si les soy sincero, fue la que se animó a salir a la calle para hacer esa petición) se convierten en situaciones tensas, algo impensable en una democracia como Dios manda. Nos falta madurez, experiencia. A unos por ir a tocar las narices intencionadamente y a otros por no haber sabido ser templados.

Como firme defensor de la libertad de expresión ayer fallé, no estuve a la altura. En este momento en que se condena a alguna gente por opinar (sí, ya sé lo de las supuestas amenazas y el tema de la apología del terrorismo, pero me cuesta tragar ese sapo) es cuando se ponen a prueba nuestras convicciones. “Errare humanum est sed perseverare diabolicum”. Espero aprender para otra vez y como desagravio por mi parte por haber tapado la pancarta, hoy les doy en este modesto blog la visibilidad que ayer colaboré a impedir. Lo lamento, fue un error.

18 comentarios:

  1. No pude ir pero te honra el articulo de hoy no todos reconocen errores feliciades

    ResponderEliminar
  2. Buenos días, primero de todo felicidades por pedir perdón públicamente cuando cree que ha hecho algo mal, cuesta encontrar a gente así por lo tanto felicidades.

    Yo no estuve ayer en esa concentración y he leído comentarios de todos los tipos pero hay una duda que tengo que todavía no he podido resolverme a ver si puede ayudarme. No voy a entrar a hablar de la prisión permanente revisable por que como dice usted ese no es el tema. Entiendo (si no me equivoco) que cuando un grupo de gente tapa esa pancarta ¿es para que no se vea el mensaje que pone "no hagáis política con la vida de los niños"?, y no logro entender que puede haber de malo en ese mensaje, creo que es compatible pedir la prisión permanente revisable como medida punitiva y pedir que se haga sin utilizar el dolor de las víctimas (al menos a mí me parece compatible).

    Ya le digo que no conozco a ninguno de los asistentes ni de un lado ni del otro y igual el decidir tapar la pancarta (haya sido o no buena elección) tenía otro sentido por eso usted que estuvo allí igual me quita la duda solo eso. Muchas gracias de antemano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si le soy sincero no lo tengo muy claro. Entiendo que se tapó porque era una pancarta que supuestamente iba contra la concentración, pero sí que tiene usted razón en que el mensaje se podría entender como lo contrario. Me temo que fue más una cosa de "ambiente negativo" que de pararse a leer el mensaje con calma.

      En cuanto a lo otro, le agradezco la felicitación, y no le diré que me ha resultado sencillo, pero las cosas son así, creo.

      Eliminar
    2. Muchas gracias por la aclaración.

      Eliminar
    3. De nada, aunque tampoco creo que haya aclarado gran cosa la verdad.

      Eliminar
    4. Bueno al menos se que desde su percepción fue una cosa de "ambiente negativo" y no de que estuvieran en contra del mensaje en si. Gracias.

      Eliminar
  3. No fui a la manifestacion....porque sinceramente pienso q si por esa ley q tb pienso q el gobierno la va a utilizar para acallar a raperos a democratas...a gente q no es de su bando y meterla en la carcel para q no estorbe y no proteste. Pues si pienso q habria q hacer manifestaciones sobre muchas otras leyes q han legislado para su interes...como la ley electoral...como la ley mordaza...como la lomce...como las leyes q dan privilegios a los politicos...las leyes q dan derecho a la iglesia a recibir presupuestos...y no pagar impuestos...las leyes q dan beneficio a la gente adinerada y con poder para no pagar impuestos. La ley q permitea los empresarios echar la gente a la calle con una mano delante y otra atras....en fin...podria escribir y no terminar. Cuando vea a la gente en la calle por todo eso...creo q valdra la pena hacer huelga. Igual q vale la pena hacerla por la mujer...los pensionistas...los juristas....etc....y la pancarta q pone que no se haga politica con los niños....me parece q se han quedado corta. Porque lo q hacen los politicos con la muerte y asesinatos de niños .....no tiene nombre. Porque no dan tanta publicidad a casos de abusos...violaciones y asesinatos de niños q estan sucediendo y han sucedido...Donde los delincuentes y asesinos son prestigiosos politicos ...jueces....religiosos...gente de poder...y eses casos no se tocan. Como el caso del bar España....o los casos q esta denunciando en Asturias un abogado..por internet. Hipocresia es lo q hay....y el q va a esa manifestacion es complice de todo eso....menos palabreria....

    ResponderEliminar
  4. Con dos cojones Luis. Reconocer un fallo es grande. Enorabuena

    ResponderEliminar
  5. Derecho de reunión: NO es necesario ningún permiso.

    Alertado por los comentarios dejados en nuestro muro, el déficit democrático de algún colectivo y los intolerables errores que a nuestro entender se cometieron por parte de nuestros convecinos, acudimos a expertos en la materia para que nos asesoren y expliquen las condiciones y reglas que rigen lo concerniente, al derecho de reunión. Para ello consultamos con asesores de colectivos ciudadanos, con licenciados en Derecho y la publicación: El sistema de organización del ejercicio del derecho de reunión y manifestación. Del que es autor Don. Juan Carlos Gavara, catedrático de Derecho Constitucional en la Universidad Autónoma de Barcelona.
    La conclusión es unánime.
    Interpretan distintas leyes para demostrar «por qué para convocar una concentración o manifestación NO es necesario ningún tipo de permiso procedente, al contrario de lo que creen los colectivos ciudadanos y al contrario de lo que intentan hacernos ver las distintas instituciones políticas o incluso alguna Fuerza de Seguridad. Un grave déficit de conocimiento del que también pecan medios de comunicación.

    La polémica tienen lugar, cuando la Policía Local trata de disolver un acto público en la Plaza Mayor.
    El motivo que esgrime la Policía es que las personas no tienen el permiso necesario para llevar a cabo ese acto. La Policía tiene razón en la falta de existencia de ese permiso, pero ignora que su carácter no es necesario ni obligatorio. Peor es que nos quejamos de la actuación policial, cometiendo así un acto de desinformación. Lo que ni los convocantes, ni su medio de comunicación “Diario digital”, ni la mayoría de colectivos saben, es que para llevar a cabo este tipo de actos públicos NO es necesario ningún tipo de permiso. Pero peor sigue sin ser eso, Los señores que ostentan cargos en algún partido político, que se encontraban presentes, debían conocer los derechos de los ciudadanos a quien representan.

    El artículo 21 de la Constitución Española es bastante claro:
    1. Se reconoce el derecho de reunión pacífica y sin armas. El ejercicio de este derecho no necesitará autorización previa.
    2. En los casos de reuniones en lugares de tránsito público y manifestaciones se dará comunicación previa a la autoridad, que solo podrá prohibirlas cuando existan razones fundadas de alteración del orden público, con peligro para personas o bienes.
    Para que se pueda hablar de reunión debe de haber más de veinte personas [no es el caso]; según la regulación legal, con menos personas la regulación es de plena permisión”. La Ley Orgánica 9/1983 ofrece datos concretos al respecto.

    La Ley 9/1983 deja claras las causas por las que una reunión puede ser disuelta:
    1. Que la reunión constituya delito conforme al artículo 513 del Código penal, es decir, (a) que la reunión se convoque con el objetivo de cometer un delito, o que (b) concurran a ella personas que portan armas, explosivos u objetos contundentes.
    2. Que se produzcan alteraciones del orden público, con peligro para personas o bienes.
    3. Que se haga uso de uniformes paramilitares por los asistentes.

    Por todo ello, a mi manera de entender. Ustedes no solamente deberían decir que lo lamentan. Ya que, lo que se trato de impedir fue: Que unas personas, con mas o menos “sentidiño” ejercieran el derecho que la Constitución les otorga.

    Sin mas reciba un afectuoso saludo.

    Lugo a 19/03/2018

    ResponderEliminar
  6. Derecho de reunión: NO es necesario ningún permiso.

    Alertado por los comentarios dejados en nuestro muro, el déficit democrático de algún colectivo y los intolerables errores que a nuestro entender se cometieron por parte de nuestros convecinos, acudimos a expertos en la materia para que nos asesoren y expliquen las condiciones y reglas que rigen lo concerniente, al derecho de reunión. Para ello consultamos con asesores de colectivos ciudadanos, con licenciados en Derecho y la publicación: El sistema de organización del ejercicio del derecho de reunión y manifestación. Del que es autor Don. Juan Carlos Gavara, catedrático de Derecho Constitucional en la Universidad Autónoma de Barcelona.
    La conclusión es unánime.
    Interpretan distintas leyes para demostrar «por qué para convocar una concentración o manifestación NO es necesario ningún tipo de permiso procedente, al contrario de lo que creen los colectivos ciudadanos y al contrario de lo que intentan hacernos ver las distintas instituciones políticas o incluso alguna Fuerza de Seguridad. Un grave déficit de conocimiento del que también pecan medios de comunicación.

    La polémica tienen lugar, cuando la Policía Local trata de disolver un acto público en la Plaza Mayor.
    El motivo que esgrime la Policía es que las personas no tienen el permiso necesario para llevar a cabo ese acto. La Policía tiene razón en la falta de existencia de ese permiso, pero ignora que su carácter no es necesario ni obligatorio. Peor es que nos quejamos de la actuación policial, cometiendo así un acto de desinformación. Lo que ni los convocantes, ni su medio de comunicación “Diario digital”, ni la mayoría de colectivos saben, es que para llevar a cabo este tipo de actos públicos NO es necesario ningún tipo de permiso. Pero peor sigue sin ser eso, Los señores que ostentan cargos en algún partido político, que se encontraban presentes, debían conocer los derechos de los ciudadanos a quien representan.

    El artículo 21 de la Constitución Española es bastante claro:
    1. Se reconoce el derecho de reunión pacífica y sin armas. El ejercicio de este derecho no necesitará autorización previa.
    2. En los casos de reuniones en lugares de tránsito público y manifestaciones se dará comunicación previa a la autoridad, que solo podrá prohibirlas cuando existan razones fundadas de alteración del orden público, con peligro para personas o bienes.
    Para que se pueda hablar de reunión debe de haber más de veinte personas [no es el caso]; según la regulación legal, con menos personas la regulación es de plena permisión”. La Ley Orgánica 9/1983 ofrece datos concretos al respecto.

    La Ley 9/1983 deja claras las causas por las que una reunión puede ser disuelta:
    1. Que la reunión constituya delito conforme al artículo 513 del Código penal, es decir, (a) que la reunión se convoque con el objetivo de cometer un delito, o que (b) concurran a ella personas que portan armas, explosivos u objetos contundentes.
    2. Que se produzcan alteraciones del orden público, con peligro para personas o bienes.
    3. Que se haga uso de uniformes paramilitares por los asistentes.

    Por todo ello, a mi manera de entender. Ustedes no solamente deberían decir que lo lamentan. Ya que, lo que se trato de impedir fue: Que unas personas, con mas o menos “sentidiño” ejercieran el derecho que la Constitución les otorga.

    Sin mas reciba un afectuoso saludo.

    Lugo a 19/03/2018

    ResponderEliminar
  7. ¿Os acordáis cuando salieron los asesinos y violadores en serie con la Doctrina Parot? No les importó un pimiento porque, con la disculpa de sacar a los presos de ETA, sacaron también a los narcotraficantes (que ponen el dinero para las campañas electorales; con lo que costó meterlos en la cárcel, ahora ya vuelve a estar campando a sus anchas y la droga por doquier sin haber hecho campañas de prevención) y, en el lote, estos psicópatas.Para esta gente hay psiquiátricos penitenciarios pero que ni siquiera mentan
    También se puede tener en cuenta lo que le pasó a aquella señora (un caso mediático), que no me acuerdo como se llama y que la metieron a la cárcel casi dos años sin ser culpable y que al salir se tuvo que ir de España.
    Más de 100 Catedráticos de Derecho Penal firman un manifiesto en contra.
    https://www.eldiario.es/tribunaabierta/Manifiesto-prision-permanente-revisable_6_749685080.html
    En este programa, a partir del minuto 10, también se habla de la P.P.R.
    https://www.spreaker.com/user/radiocable/lacafeteraojoporojo-entrevista-con-diego?utm_medium=widget&utm_source=user%3A5647623&utm_term=episode_title

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No ha entendido usted el artículo. Ese comentario tendría sentido en el del viernes, pero le obceca su odio.

      En fin, es lo que hay.

      Lo que más lamento es que esto va a acabar en el juzgado (no usted, sino una de sus compañeras que nos ha acusado de agresiones, que es un delito de calumnias).

      Eliminar
    2. Perdón, pero ahora que estoy releyendo, aunque está debajo de mi comentario, esto no debe se ser para mi que no se de que agresiones hablas, ni de que calumnias ni de que odio.

      Eliminar
  8. ¿Os acordáis cuando salieron los asesinos y violadores en serie con la Doctrina Parot? No les importó un pimiento porque, con la disculpa de sacar a los presos de ETA, sacaron también a los narcotraficantes (que ponen el dinero para las campañas electorales; con lo que costó meterlos en la cárcel, ahora ya vuelve a estar campando a sus anchas y la droga por doquier sin haber hecho campañas de prevención) y, en el lote, estos psicópatas.Para esta gente hay psiquiátricos penitenciarios pero que ni siquiera mentan
    También se puede tener en cuenta lo que le pasó a aquella señora (un caso mediático), que no me acuerdo como se llama y que la metieron a la cárcel casi dos años sin ser culpable y que al salir se tuvo que ir de España.
    Más de 100 Catedráticos de Derecho Penal firman un manifiesto en contra.
    https://www.eldiario.es/tribunaabierta/Manifiesto-prision-permanente-revisable_6_749685080.html
    En este programa, a partir del minuto 10, también se habla de la P.P.R.
    https://www.spreaker.com/user/radiocable/lacafeteraojoporojo-entrevista-con-diego?utm_medium=widget&utm_source=user%3A5647623&utm_term=episode_title

    ResponderEliminar
  9. ¿A mi me lo dices? He entendido que hacías autocrítica porque ayer intentaste acallar a otras personas que, igual que tu, ejercían su su libertad de expresión.
    Vi la invitación de las dos "protestas". A una no fuí porque no estaba de acuerdo con lo que pedía; a la otra tampoco fuí porque no me gusta "contramanifestarme".
    Al final, y a tenor de lo que acabo de leer no estuvo mal la contamanifestación si ese hecho hace, aunque solo sea a una persona, avanzar en cultura democrática, en este Reino de España.
    No es la primera vez que después de repensar o después de hablar con gente competente, cambias de opinión acerca de algo, lo cual te loa y, por eso, he compartido los links en el block.
    Siento haber obviado los parabienes por tu actitud y no haberme explicado mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No iba para aquí, era por una señora que me acusa de "agresión", lo cual no deja de tener su guasa porque estaba la policía local delante y a quien consideró "problemáticos" fue a los de la pancarta, y los identificaron.

      Pero no le des más vueltas, no iba contigo :)

      Lo de la autocrítica sí, la hice, y si te soy sincero casi me arrepiento porque en este bendito país no vale eso, se busca la destrucción total del adversario, al que se considera enemigo... así nos va.

      Eliminar
    2. Borró su comentario justo cuando le di a publicar y por eso se debieron cruzar. Lo hace a menudo, también me ha bloqueado después de injuriarme. Cosas de Internet.

      Eliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.