jueves, 20 de septiembre de 2018

Las elecciones se ganan en las urnas, no en los juzgados



El PP ha presentado una denuncia por prevaricación y malversación contra el gobierno de Lara Méndez. Los populares justifican la medida por los muchos servicios sin contrato en vigor, que suponen más de 20 millones de euros en pagos que se hacen siguiendo un procedimiento que, aunque debiera ser excepcional, se está convirtiendo en la norma en Lugo.

Vaya por delante que no creo que sea malo acudir a los tribunales cuando las cosas se tuercen, e incluso yo mismo he presentado alguna denuncia, y de hecho creo que, si se aprecia un indicio de delito, actuar es una obligación de cualquier ciudadano.

Lo que me escama es el momento elegido para presentar esa denuncia porque, hasta donde yo sé, no ha habido novedades importantes en las últimas fechas. El más costoso de todos los servicios sin contrato, por ejemplo, que es el de la recogida de basuras lleva caducado un año y medio.

Entonces ¿por qué ahora? El gobierno de Lara Méndez recibió 11 servicios sin contrato, y hoy son 35 los que están en esa situación, la dinámica desde luego no es buena pero sorpende que se haya esperado tanto... ¿No se han dado cuenta cuando íbamos por 25? ¿O por 30? ¿Tendrá algo que ver que la denuncia se presente justo al comienzo del curso político, en una más que agresiva precampaña electoral de cara a Mayo de 2019? ¿Se pretende una imputación que derribe a un gobierno al que, en buena lógica, se debería poder vencer limpiamente, sin recurrir a esto?

Es chocante hablar de prevaricación y malversación cuando pleno tras pleno el propio grupo denunciante votó el pago de facturas con reparos de legalidad, bajo el endeble argumento de “la gente tiene que cobrar aunque haya defectos formales”. Por esa regla de tres el Gobierno podría decir que “los servicios han de prestarse aunque sea sin contrato”.

Han dado un paso lícito, incluso justificable, pero tardío, y el calendario nos hace poner bajo sospecha las intenciones de esta denuncia. Las elecciones se ganan en las urnas, no en los juzgados.

Artículo publicado en La Voz de Galicia del 20 de Septiembre de 2018

3 comentarios:

  1. El autor ha caído en la permanente táctica progre de juzgar los hechos por su pretendida intención y no por lo que son realmente.
    Pues claro que lo que han hecho los peperos obedece a un cálculo político. Sólo faltaba.
    Como cuando la legión vecinal se prestó al aquelarre antihospital tres días antes de las elecciones locales. No recuerdo ahí este tipo de reflexiones.
    Y luego está lo de la prensa. especialmente la escrita. El Progreso criticando el como sin entrar al qué. Y La Voz escondiéndola fuera de la sección local y publicando este mismo artículo.
    Poderoso caballero...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Como cuando la legión vecinal se prestó al aquelarre antihospital tres días antes de las elecciones locales. No recuerdo ahí este tipo de reflexiones".

      Para refrescar su frágil memoria:

      http://historiasdesdelugo.blogspot.com/2015/04/ya-ondean-las-banderolas-de-campana.html

      Sorprendentemente en su primera línea dice que caigo en la "táctica progre" que en la segunda línea confirma: "Pues claro que lo que han hecho los peperos obedece a un cálculo político. Sólo faltaba". Pues es eso lo que se critica, señor mío, ni más ni menos. Veo que está usted de acuerdo pues con la tesis mantenida en el artículo.

      Me alegro.

      Eliminar
    2. Como verá, dije que no recordaba, no que no lo hiciera. Usted me acredita que hizo lo mismo y vale, se lo concedo porque ahí tiene razón.
      En lo mollar, sin embargo, mantengo que opinar sobre una acción sobre la base tan solo de la intención que persigue no me parece razonable si lo que se pretende es, sin más, zanjar el debate.
      Como yo no soy capaz de saber si esa era o no su intención lo dejo aquí, porque lo que yo piense al respecto sirve de bien poco.
      En cualquier caso, supongo que el tiempo y lo que ahora pueda ocurrir en relación a este asunto contribuirán a despejar la incógnita.

      Eliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.