miércoles, 9 de enero de 2019

La dramática situación de los perros de la Protectora con la ola de frío

Las tuberías congeladas solo se ponen a funcionar otra vez dándoles un golpe de soplete.
Foto: La Voz de Galicia
Dedica hoy La Voz de Galicia un amplio espacio a tratar la dramática situación que se vive en el albergue de la Protectora de Animales de Lugo. Un espacio que es el depósito de nuestras vergüenzas como especie supuestamente inteligente, y en que se recogen los animales que se abandonan por diversas causas entre las que destacan las económicas y las egoístas.

Las bajísimas temperaturas, que hoy empeorarán según las previsiones, hacen que los perros que viven allí como pueden, sobre todo gracias al titánico esfuerzo de voluntarios y colaboradores de la Protectora, corran un riesgo severo de fallecer por congelación o por otras causas derivadas del frío, como el empeoramiento de enfermedades de diversos tipos. La cosa va a peor si hablamos de cachorros o de perros de edad avanzada.

La Protectora ha hecho un llamamiento para pedir mantas, serrín y alimentos para sus acogidos, y es una buena ocasión también para recordar que llevan años esperando por el supuesto gran proyecto de reforma que no acaba de llegar.

El Ayuntamiento acaba de aumentar su aportación a la Protectora, que se incrementa en un 70%, lo que merece un aplauso por parte de todos aquellos que respetamos a los animales. Pasaron de darles 35.000 euros a 60.000 euros y ahora alcanza los 105.000 euros a cambio de que esta Sociedad preste el servicio de recogida de animales domésticos extraviados o abandonados y su acogida. Me encanta poder hablar bien de algo que hace el Ayuntamiento y en esto han acertado plenamente porque esa labor de la Protectora es muy meritoria y muy necesaria.

La Diputación, por su parte, acordó en su día una ayuda de cerca de 350.000 euros para realizar unas muy ansiadas obras de ampliación de la Protectora pero no acaban de llegar. En un momento en que las condiciones climáticas hacen que se ponga en riesgo la salud y la vida de estos pobres animales, se echa más de menos esta colaboración.

No se trata solo de ampliar capacidad, que también ya que los perros están totalmente hacinados, sino de mejorar ciertas condiciones. Por ejemplo, recoge La Voz que por las mañanas han de descongelar las tuberías con sopletes lo que es lento y complejo, y además complica el dar de beber a los cientos de mascotas que allí están.

La acogida temporal es una maravillosa forma de colaborar, y también de tener "a prueba" un perro en casa.
Foto: Protectora de Animales de Lugo

Desde la Protectora hacen un llamamiento adicional: acoger o adoptar es la única vía de garantizar la supervivencia de estos perros. Si se les ha pasado por la cabeza la idea de adoptar un perro pero no se atreven porque es un compromiso muy grande, van por el buen camino. Sí lo es, aunque compensa ampliamente, pero el hecho de que se lo planteen con prudencia es signo de que son gente responsable y coherente, y probablemente serán estupendos compañeros para esos perros.

Para perder miedo a la adopción tienen un camino intermedio, el de la acogida temporal. Prueben a acercarse por allí, a ver los perros en persona, y llevarse uno a casa aunque sea por unas semanas, mientras dura esta terrible helada. Si se adaptan el uno al otro pueden formalizar la adopción y si no, al menos habrán ayudado a que ese perro viva otro año.

¿Qué tienen ustedes que perder? Ellos sí se juegan mucho, la vida.

Infórmense en la web de la Protectora: http://www.protectoralugo.org/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.