martes, 9 de junio de 2020

La fábrica de la luz, un desastre por el que nadie va a pagar (salvo nosotros, claro)

¿Y ahora qué? ¿Vamos a gastarnos otra fortuna en poner esto a andar?

2,4 millones de euros es lo que vamos a tener que pagar entre todos a la empresa INCA porque al Gobierno Local le dio por dejar caducar los papeles, habrá que ver si por la habitual pereza de la que hace gala, o por algo peor, intencionadamente. A esto hay que sumarle lo ya gastado antes en el edificio.

En el año 2008 el entonces alcalde Orozco, quien firmó otras hazañas como la licencia de las torres del Garañón, el centro de energías del Ceao que en vez de producirla la consumía, y otras lindezas, sacó a concurso una concesión del antiguo edificio después de haberse gastado 1.148.852 euros en restaurarlo. El proceso de privatización (por cierto, para ser de izquierdas es un sistema que les encanta) estuvo guiado por el concejal Liñares, chorizo confeso al que sorprendentemente se le sigue tratando de usted porque se ve que no todos los malos son iguales. Pero incluso dentro de la casa no todo el mundo estaba de acuerdo ya que otro miembro del Gobierno Local, Daniel Piñeiro, que para mayor fantasía era concejal de medio ambiente y urbanismo, formaba parte, o estaba muy vinculado, a Adega, la asociación que llevó a los tribunales las obras (con razón, por cierto).

Pero el problema no está en los denunciantes, no se confundan. Señalar con el dedo algo mal hecho no solo es un derecho de la ciudadanía, sino incluso un deber. Si ustedes saben algo que puede ser un delito y no lo ponen en conocimiento de quien puede evitarlo son responsables de lo que pase, obviamente en menor grado que quien lo hace, pero responsables a fin de cuentas.

En 2007 las obras anunciaban un "Museo Interactivo". Ya ven...

A lo que íbamos, la cuestión es que al final de todo este sainete la fábrica de la luz sigue abandonada, el millón y pico de euros que se gastó en rehabilitarla perdido y despilfarrado, la empresa se va a llevar a mayores 2,4 millones de nuestros euros sin molestarse en hacer el prometido museo, la concesión de generación de energía está caducada (una concesión de finales del siglo XIX, y que jamás se podrá reactivar)… ¿y ahora qué?

¿Qué responsabilidades va a pedir a sus socios de gobierno el BNG, obviamente afín a ADEGA (incluso personal de confianza del grupo municipal del ayuntamiento formaba parte de las protestas, cosa que me parece muy bien)? ¿Acaso van a escurrir el bulto porque “era cosa de Orozco y los de ahora no tienen nada que ver”? Really George?

Lugo ha sufrido este tipo de disparates municipales reiteradamente durante los últimos 20 años. García Díez dejó muy alto el listón de lo que se podía hacer con energía, ganas y un proyecto de ciudad en tan solo un mandato, del que todavía hoy seguimos viviendo. Pero desde 1999 hasta ahora solo hemos visto barbaridades de las que se saca pecho como el desmesurado puente blanco, locuras medioambientales como el ya citado centro de energías del Ceao… y la cosa no solo no ha cambiado, sino que sigue por el mismo camino: puentes con “vigas dóricas”, bañeras al aire libre con agua del grifo calentada con una caldera, nuevos barrios enteros cuando media ciudad se cae en pedazos…

Creía que se habría aprendido. Incluso cabía pensar que la crisis del COVID-19 habría ayudado a que se diera una pensada a todo esto y se actuase con más “sentidiño”, pero parece que no, seguimos instalados en lo mismo: la política de la rueda de prensa, el presupuesto abultado y las grandes obras olvidando que es en las pequeñas donde se juega el futuro de la ciudad.

Pero ya ven, es muy sencillo comprar casi todas las voluntades. No habrá consecuencias políticas, ya se lo avanzo. Es muy jodido, con perdón, pasar del sueldo público y la moqueta a la manifestación de protesta, sobre todo cuando el camino que se buscaba era el contrario. Detrás de la pancarta hace frío, mucho frío.


Gracias a estas personas que fueron quienes comenzaron la protesta hoy sabemos que se hizo todo mal. ¿Serán consecuentes sus compañeros con lo que eso significa o todo seguirá igual? Apuesto por lo segundo.
Foto: La Voz de Galicia


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.