miércoles, 4 de mayo de 2011

A tiros con los malos

No sé si se habrán enterado, pero los americanos se han cargado a Osama Bin Laden. Ya sé que ayer jugaron Real Madrid y Barcelona, pero a lo mejor aún así algo han sacado en los telediarios y los periódicos sobre lo otro.

Lo llamativo es que ha sido un asesinato en toda regla: ni detención, ni juicio, ni zarandajas. Y no sólo no lo han ocultado en plan Gila con su clásico “alguien ha matado a alguien”, sino que ha salido el propio Obama sacando pecho y diciendo que cuidadito con los que se meten con los USA que acaban con un tiro en la cabeza sin mayores contemplaciones. Ahora se ha liado parda con el tema de si estaba armado, o si se han respetado las tradiciones musulmanas con el cadáver, si se podía tirar al mar o no, o si el sudario era blanco nuclear o color novia impura. Lo importante no es que se hayan cargado al tío, sino lo que han hecho con su cuerpo y hablan del tema en el Telediario como si contaran que el paro ha subido, es decir, con normalidad y desapasionamiento.

Bin ladenEsto demuestra que no todo el mundo es igual, ni en sus derechos, ni en sus acciones, ni en la repercusión pública de sus actos. ¿Qué habría pasado si Bush fuera Presidente de los USA y Aznar estuviera a su lado mientras anunciaba el tiro en la cabeza a Bin Laden? ¿No tendríamos a unos cuantos millones de personas en la calle llamándolos asesinos y cosas así? Y harían bien porque lo serían. Espero que nadie me venga con la cantinela de que defiendo a un asesino, que no van los tiros (qué bien traído) por ahí. La cuestión no es que este señor fuera algo menos que satánico, sino si es lógico que una sociedad “democrática” acepte un asesinato por decreto.

Hitler no tuvo juicio porque se suicidó, pero sus colegas fueron juzgados en Nuremberg; a Mussolini se lo cargaron los partisanos pero tuvieron el detalle de leer antes una especie de sentencia “en nombre del pueblo italiano”; Franco y Stalin murieron en la cama, lo que no deja de ser una afrenta a la humanidad; a Sadam Husein lo juzgaron, condenaron y ahorcaron en toda regla… Es decir, que el único dictador de toda esta lista que tuvo un proceso penal como Dios manda fue el que perdió la “ilegal” guerra de Irak. Bin Laden no entra en la categoría de dictador en el sentido pleno de la palabra, aunque quizás en Afganistán no estarían de acuerdo con dejarlo al margen del esquema de gobierno, pero cualquier persona entiendo yo que merece un juicio, aunque este tenga una clara sentencia de antemano por lo abrumador de las pruebas.

La verdadera democracia se pone a prueba en momentos como estos en que lo difícil es ser legal, porque además de necesitarse una cabeza muy fría es importante dejar al margen el tema electoral. Es popular andar a tiros si eres “progre”. No puedo evitar recordar a los GAL, y mi convicción absoluta de que si Felipe hubiera sacado pecho y salido en la tele diciendo “Sí, qué pasa, yo di la orden de cargarnos a esos cabrones” aún sería Presidente hoy. Bueno, si los GAL no hubieran secuestrado a quien no era y esas cosas, que en este país somos chapuceros hasta para eso.

En fin, que los americanos se han vengado. Se han cargado al señor éste y han descabezado a Al-Quaeda (¿A nadie más ese nombre le suena a organización maligna de James Bond, tipo Espectra?), pasándose por el arco del triunfo la legalidad, los derechos humanos, el juicio justo... Y los Bardem en su casa, su lujosa mansión de Hollywood (osea) calladitos como meretrices.

5 comentarios:

  1. Buen articulo, en mi humilde opinión, NO creo que esté bien hecho, pero creo que hiciese lo que se hiciese iba a estar mal, e iba a ser criticado, o protestan los arabes, o los democratas, o los republicanos, o la asociación de los tios con barbas, o los verdes, o las asociaciones de mujeres, alguien seguro se veia insultado, dañado o algo más... o lo beatifican, lo convierten en santo, o hacen una meca donde lo entierran, etc... ya sabemos lo aburrida que está esta sociedad y las excusas tan estupidas que ponemos para poder distraernos de nuestra insulsa vida cotidiana, como digo yo, a día de hoy lo importante es protestar ¿no te parece?.... por eso volviendo al tema, no creo que sea motivo de festejo el matar a alguien ni hacerlo de esa manera, pero realmente, el mundo es mejor sin este "paisano" y nos ahorramos un monton de tonterías, ya que seriamos capaces de capturarlo, despues juzgarlo, despues alguna prueba o chorrada lo deja libre, el mundo atonito y mueren 5000 más.... (yo no lo veria tan raro, ¿y vosotros?)

    ResponderEliminar
  2. Equiparar a Stalin con Franco es un poco exagerado. Franco no mató a decenas de millones de personas y no construyó un muro para que no se le escapase la gente. Quienes se cansaron de cantar el "Cara al sol" o , simplemente, como Franco " no se metieron en política" durante 40 años se permiten ahora dar lecciones de democracia : los socialistas, los nostálgicos de la URSS y admiradores de Fidel Castro, se dedican a ilustrarnos sobre el valor de la democracia. En fin, " cosas veredes".

    ResponderEliminar
  3. http://www.abc.es/20110504/opinion-colaboraciones/abcp-derechos-osama-20110504.html

    ResponderEliminar
  4. Estoy totalmente de acuerdo con este artículo

    http://www.abc.es/20110505/internacional/abcp-villano-20110505.html

    ResponderEliminar
  5. El amigo del pueblo6 de mayo de 2011, 10:10

    Estimado Luis, por supuesto que no todo el mundo es igual.RESPECTO AL JUICIO ¿QUÉ JUICIO NI QUE NADA?. Al final de la II GM W. Churchill rescató una vieja ley inglesa de la edad media que venía a decir que se ejecutase a los responsables nazis donde se les cojiese sin juicio previo; ya habían sido setenciados previamente.Al final no se llevó acabo y se montaron los juicios de Nuremberg, con lo que numerosos nazis responsables de la planificación y ejecución del holocauto vivieron y murieron tan tranquilos, muchos en la misma Alemania.Si Hitler, Franco o Stalin hubiesen sido asesinados a tiempo no nos hubiésemos librado de millones de asesinatos.Porque la historia NO es un determinismo, ocurrió de una forma pero pudo ser de otra.El mismo Churchill autorizó, ante la impotencia de sus tropas, varios atentados contra lavida de Rommel, que fracasaron.F.D. Roosvelt autorizó el asesinato del almirante japonés Yamamoto.Ustedes me dirán estaban en guerra.Pero no estaba en guerra Bin Laden contra los USA y el resto de infieles.Como dicen los franceses:" a la guerre comme a la guerre" y no necesita traducción.No se puede ser tolerante con los intolerantes a no ser que no tengamos aprecio a nuestra forma de vida y a la vida misma.Hay que aplicar un principio de reciprocidad.Otra cosa es que esos monstruos los hayamos creado nosotros.Eso queda aplazado para otra ocasión.¿Juicio, qué juicio?. El que tuvieron sus víctimas.

    ResponderEliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.