jueves, 23 de febrero de 2012

Terrazas mágicas

Por no ser obvio no voy a hablar de las acusaciones de Orozco de que tras el tema de Dorribo está el PP. Sólo una pequeña mención a este tema, por la paradoja que en mi modesto entender supone lanzar acusaciones sin pruebas cuando uno se intenta defender de lo que dice que es la madre de todas las acusaciones sin pruebas. Tal vez volvamos sobre este tema cuando el PP exija la disculpa de rigor al amigo José Clemente y éste los ignore sabiendo que no tendrá mayores consecuencias que un cabreo o dos de gente que ya no le iba a votar de ninguna de las maneras.

Hoy voy a hablar de las terrazas mágicas. Lugo es la Ciudad del Sacramento, aunque la mayor parte de nuestros conciudadanos no saben de qué les hablo. Nuestro escudo luce, entre otras cosas, un cáliz y una hostia (nota cultural: “hostia” es con h, sea la oblea o el taco ya que “ostia” es “ostra”, el bicho). Estos elementos de nuestro blasón vienen a cuento por un privilegio que tiene nuestra Catedral de tener expuesta la hostia, es decir, el cuerpo de Cristo, día y noche. Va a ser por eso que en Lugo pasan cosas que en otras ciudades no ocurren. Magia negra o milagro, el resultado es el mismo.

Por ejemplo, llevamos sentándonos en terrazas mágicas una buena temporada. Ayer se adjudicaron dos terrazas en San Marcos: una a La Barra y otra a Naya Collazo (?). Según el portavoz del PSOE no hay más que dos cafeterías en la calle/plaza de San Marcos por lo que es lógico que la tercera terraza en liza quedara desierta. Parece que la Confitería Conde, por ser pequeñita, a este señor no le parece digna de mención a pesar de hacer las milhojas más ricas de esta ciudad.

Sin embargo, les juro por lo que quieran que yo he tomado café ya desde el verano pasado en terrazas en San Marcos. Se me ocurren dos alternativas: o se han puesto allí “de estrangis”, cosa que habría que poner en duda ya que hay muchos elementos que por lo visto han sido instalados por la propia administración, o han conseguido vencer los límites de la física e instalaron las terrazas antes de la concesión mediante el viaje en el tiempo. Todo es posible en este Lugo nuestro y como decía Conan Doyle por boca de Sherlock Holmes (lo he citado varias veces en este blog, pero es que soy adicto) “una vez descartado lo imposible lo que queda, por improbable que parezca, habrá de ser cierto”.

Hay una tercera opción, que me resisto a creer, y es que hayan dejado que explotaran las terrazas antes de su concesión, sin pagar canon al Ayuntamiento y utilizando suelo público para fines privados desde una administración del PSOE que, como sabemos, lucha con esfuerzo contra la explotación privada de dominios públicos. Esto no es posible, no, no calumniemos a ver si nos van a meter en el mismo saco que a Dorribo y Orozco, los dos mayores calumniadores que tenemos en este momento en los periódicos. Perdón, quedé en que no iba a hablar de eso.

100220122406 Sin embargo, hay más elementos de juicio que nos hacen sospechar que hay algo raro en todo esto. Mientras a todos los comerciantes del casco histórico se les obliga, a golpe de multa, a hacer lo que al Alcalde le parece bonito porque lo dice él, resulta que el Ayuntamiento instala en San Marcos (previo destrozo estético del lugar) unas mamparas con iluminación que si las intenta poner un particular sería fusilado en el templete de la Plaza de España.

¿Por qué hay este doble rasero? Quizás porque San Marcos ha quedado tan mal que ya da igual lo que se ponga, no se puede hacer más feo.

No me entiendan mal. No tengo nada contra La Barra y la cafetería San Marcos, más bien al revés. Soy habitual cliente y no sólo me cae bien la gente que lleva estos negocios sino que les hago una publicidad muy positiva ya que creo que son muy buenos profesionales del sector, de los que hacen que lo de “y para comer, Lugo” se mantenga en el tiempo. Esto no va con ellos. No me meto con que se permitan o se instalen esos separadores luminosos para su beneficio, que me parece fantástico, me meto con que al resto se les multe por hacer lo mismo. Me meto con la diferente vara de medir. Bastante tienen con que les hayan metido esos adefesios frente a sus negocios cuando San Marcos podía ser uno de los sitios más bonitos de Lugo ya que lo difícil ya lo tenía (las preciosas fachadas de los edificios particulares y la de la Diputación, que es preciosa).

Tendremos en Lugo más magia en las terrazas. Veremos cómo los faroles de calor que el Ayuntamiento subvencionaba hasta hace poco en breve serán prohibidos; veremos cómo permiten poner lámparas de calor suspendidas en brazos atornillados en las fachadas pero prohíben poner lámparas de calor atornilladas en las fachada (los fabricantes de brazos articulados están encantados con la medida); veremos cómo se obliga a pones terrazas de madera a la intemperie mientras se prohíben puertas de madera de los mismos locales… veremos la magia de Orozco, que convierte lo absurdo en ley y su capricho en voluntad del pueblo.

David Copperfield estará verde de envidia, ahora que ya no está con Clauda Schiffer. Antes imagino que le resbalaba todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.