jueves, 10 de octubre de 2013

De mantas y mafias

Les voy a contar una historia. No es agradable. Un chico tuvo un problema de circulación que le causó el tabaco. Le supuso una gangrena en una de sus extremidades, concretamente los dedos de un pie. Siguió fumando. El problema se extendió al resto del pie. Siguió fumando. Subió la enfermedad por la pierna y la perdió. Siguió fumando. Murió. Es una historia completamente real.

En Lugo ha pasado algo parecido con el tema de los manteros. Y esperemos que no pase de los dedos, para lo que hay que tomar medidas, pero proporcionales y adecuadas. Ayer hubo un altercado en Ramón Ferreiro cuando la Policía acudió a levantar los puestos que vendían mercancía ilegal. Tensión que era de suponer cuando se permite que un problema se agrave y se hacen las cosas a destiempo.

La prensa de ayer nos decía que iba a haber una reunión extraordinaria de la junta de seguridad para hablar del tema de los manteros, supongo que incluyendo a las mafias que utilizan a esta gente para ganar ingentes cantidades de dinero. La prensa habla de que un puesto el domingo das mozas puede ganar sobre 4.000 euros, de los que el vendedor se quedará una fracción.

En el cuerpo de la noticia se explicaba que el señor Orozco pediría a la Policía Nacional que evite la instalación de estos vendedores. A buenas horas, señor mío. Querría decir que pediría a la Policía Nacional que levante la instalación de estos vendedores, porque para “evitar su instalación” esa petición había que hacerla hace quince días como mínimo, antes de que se pusieran. Cuando se les avisó sobradamente de lo que iba a pasar, y no hace falta ser adivino.

El fiscal jefe de Lugo presentó ayer en el juzgado una denuncia por el tema de la venta ilegal en el San Froilán, una denuncia que fue forzada por el escrito que presenté yo mismo en representación de Lugo Monumental. Ya hemos explicado por activa y por pasiva que esto no es un tema de beneficios, sino de supervivencia del comercio de Lugo, el que paga impuestos y crea puestos de trabajo en Lugo. Sin embargo no es esto lo que se pedía.

Llevamos avisando de esto desde el año pasado, advirtiendo de que se tomaran medidas antes de que se instalaran los puestos, ya que el sentido común y ciertas personas de las fuerzas de seguridad, nos indicaron que es lo que se hace por ahí. Llega el primero con mercancía ilegal y se le incauta y se le dice que no se puede poner. Llega el segundo, y lo mismo. El tercero ya no se pone.

Pero además no es sólo un problema económico importantísimo, sino un problema de higiene y un problema social. Nosotros dijimos siempre que no estamos contra la venta ambulante sino contra la venta ilegal, que no es lo mismo. Propusimos crear una zona de comercio libre en que se pudieran vender libremente artículos (salvo, obviamente, las falsificaciones y pirateos que no podemos defender bajo ningún concepto) y que se pagara una pequeña tasa (hablábamos de 5/10 euros diarios frente a los 500/750 que pagaron a las mafias según el Progreso) y ese dinero se reinvertiría en dotar a esa zona de baños, duchas y cocinas para que esta gente esté dignamente.

No entiendo a quienes defienden la situación actual. Eso sí es racismo. Tener a esta gente en una situación espantosa, abusando de ellos las mafias, abusando de ellos los compradores (a quienes dicen darles mucha pena pero luego les regatean cada euro por el bolso falso de Tous), y malviviendo en la calle o en una discoteca abandonada.... Y encima acusándonos a algunos de racismo mientras decían que también hay que ir a por "los gitanos" (toma antirracismo), y el Alcalde diciendo que lo de los gorrillas lo va a plantear al Secretariado Gitano (dando por sentado otro tema racial).

Llevamos mucho tiempo advirtiendo de que esto iba a pasar, de que no se puede pretender levantar a 700 personas desde que ya están instaladas. No nos hicieron caso hasta que no les quedó más remedio porque la ley y el sentido común nos apoyan.

Lo que lamento profundamente es lo que pasó ayer y lo que puede pasar en el futuro. No es ese el camino. El camino es el de la prevención, y la búsqueda de vías alternativas, como se hace en todas las demás ciudades donde no es que el problema no exista, es que es de una dimensión mucho más razonable. En ningún sitio de toda España hay el descaro y la tolerancia absoluta hacia el delito que hay en Lugo. Eso lo reconocen los manteros, los feriantes que van por toda España, la prensa y cualquiera que sepa mínimamente de qué estamos hablando.

Supongo que para quienes no tienen un negocio es un tema que no quieren entender, porque realmente detrás de mucha "pena y comprenión" lo que hay es la ambición de tener un Carolina Herrera por 15 euros, aunque no sea Carolina Herrera y aunque de esos 15 euros 12 vayan a parar a una red mafiosa.


Sólo espero que esto no vaya a más porque el tema no es ninguna broma. Y que tomemos nota para que esto no vuelva a pasar. Las administraciones tiene que hacer su papel, y si no se ven capaces ya saben dónde está la puerta.

1 comentario:

  1. Un artículo sobre Mustafá, uno de los manteros, en La Voz:

    http://www.lavozdegalicia.es/noticia/galicia/2013/10/12/ambulante-san-froilan-mejor-fiesta-espana-venimos-tantos/0003_201310G12P10994.htm

    Se ve que la parte de la mafia y la explotación se le ha olvidado al hombre.

    ResponderEliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.