lunes, 28 de octubre de 2013

Que difícil es imitar

Video de Roko imitando a Nancy Sinatra
Que las imitaciones distan mucho de los originales es una verdad relativa. Depende del imitador. Cuando ves programas del estilo de “tu cara me suena” te das cuenta de que el maquillaje, la ropa y la puesta en escena, hacen mucho, muchísimo, por crear la ilusión de que estás frente a una persona diferente de la que realmente canta.

Hay especialistas en el tema que hacen auténticos milagros. Las imitaciones de Roko en el programa que les decía (sí, lo veo, me gusta, aunque este año empezó regular) y otras como las de, en su día, Julio Sabala, son impresionantes.

Pero otras decepcionan. Y mucho.

El sábado en el auditorio fui a ver al que se supone que es el grupo de referencia de “tributo a Queen” que es una forma fina de decir que son supuestamente sus imitadores de mayor calidad. Pues ni de lejos, qué quieren que les diga. No vi a Freddie Mercury por ningún lado, en ningún momento. El bueno del señor me recordaba más a un Mauricio Colmenero mezclado con José María Íñigo que al cantante del grupo británico.

No les diré que el hombre no tiene voz, vaya si tiene, pero a pesar de que en algún breve instante sí le daba el punto adecuado, no cantó ni una sola canción, ni una, en que no desentonara. Sí, ya sé que imitar a Freddie Mercury es dificilísimo, pero oigan, que hablamos de gente que llevar más de 12 años viviendo de esto, ya deberían tenerlo más o menos dominado.

El local no ayudaba. La acústica era horrible. El sonido exagerado. Las grabaciones se acoplaban y sonaban sucias… Vamos que no sé en exterior cómo sonarían pero allí daba pena escucharlos.

Entre las “propinas” nos ofrecieron la canción dedicada a Barcelona cantada por Freddie y Montserrat Caballé. Habría sido mejor que lo dejaran estar. Si ya al bueno de Mercury le costaba llegar para cantar eso, el imitador no sólo no le hacía justicia sino que flaco favor le hace intentándolo.

La ropa sí, el maquillaje vale, pero si vas a ver una imitación de Queen te esperas que se parezca en algo más. Y no. Quizás como mucho en “I want to break free”, porque esa es más fácil al ser la imitación de una parodia de una comedia.

Lástima. Otra vez será.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.