viernes, 25 de septiembre de 2015

Si yo fuera pitufo estaría encantado... pero no lo soy

Zona ORA Foto: La Voz de Galicia
Si yo fuera pitufo estaría encantado con el Lugo que se avecina: todo azul. La extensión que se avecina de la zona ORA tal y como recogen los medios de comunicación de hoy, será todavía más grande de lo que me temía, y esto me hace dar la razón a gente como Óscar Poy que me decía que esa era la intención y va a ser que tiene razón.

Me sorprende enormemente que prácticamente todas las asociaciones salvo una, la que tengo el orgullo de presidir, han aceptado como axioma inmutable ciertas cuestiones que no sé por qué tienen que ser así. Quizás lo dijo Dios y a mí no se me apareció como al resto. Entre esas cuestiones indiscutibles porque sí están las siguientes:
  • Tiene que haber zona ORA: Partiendo de la base, no estoy yo tan seguro de que Lugo necesite una zona de control de aparcamientos de pago. ¿Hace falta regular el aparcamiento? Por supuesto que sí. ¿Mediante un sistema de tickets previo pago? No necesariamente. El exitoso modelo puesto en funcionamiento en Pontevedra, por ejemplo, demuestra que es posible utilizar una gestión pública y gratuita de una regulación de aparcamientos. Y es un gobierno del BNG así que nadie me puede acusar de simpatía con unas siglas a las que tengo cierta alergia.
  • Hay que aumentar la zona ORA: Tampoco. Se parte de la base de que hay zonas donde no hay una regulación y es necesaria. En eso sí estoy de acuerdo, pero no en aumentar el número total de plazas. Lo que hay que hacer es redistribuir las que hay, entre otras razones porque el nuevo sistema que se implantará en Lugo no tiene nada que ver con el anterior, porque ahora hay que meter el número de matrícula en la máquina y si no lo metes no te da ticket, y si intentas “renovarlo” tampoco. Es decir, la rotación cada dos horas va a ser real, y eso es una novedad cuya importancia creo que nadie acaba de poner en su lugar por la importancia que tienen para el sistema. Me sorprende ver que todo el mundo da por sentado que es necesario lo que Vendex intentó lograr regalando (presuntamente) Vega Sicilia y jugosas comisiones a cargos públicos para aumentar su negocio.
  • Tiene que haber una empresa que gestione la ORA: Les sorprenderá esto viniendo de un liberal, pero como ya les he dicho en varias ocasiones los extremos nunca son buenos. Si parto de la base de un sistema gratuito, por supuesto no habrá una empresa que lo explote. ¿Quién controla entonces la ORA? La Policía Local. Escuchar que la policía no funciona y que por tanto no se puede usar para esto, es una barbaridad además de una tristeza. Sería como prohibir la instalación de Gas ciudad porque los bomberos están todo el día jugando al mus.
Tuve un profesor de filosofía (ese no, oro) que nos enseñó que la mayoría de la población es “dependiente de campo”, es decir, que la mayoría es incapaz de salirse del corsé en el que lo meten intencionadamente dando por sentadas ciertas cosas. Poner en duda el sistema, los axiomas, los puntos de partida que se dan sin una justificación racional o argumental es una cuestión que parece de sentido común pero a la que curiosamente gran parte de la población no acaba de pillarle el tranquillo.

Extender una zona ORA a media ciudad, cuando los condicionantes han cambiado y el efecto de las “dos horas como máximo y luego mueves el coche” será obviamente tremendo, es un error. Y tengo que decir que me sorprende y me mosquea enormemente que las agrupaciones de vecinos estén tan dispuestas a sacar el boli azul para pintar calles y calles y calles. 

Si yo fuera pitufo estaría encantado... pero no lo soy

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.