martes, 5 de abril de 2016

¿Se atará Feijoo a Rajoy?

La bola de cristal que me hacía afirmar hace meses que Feijoo se presentaría a las elecciones me hace decir ahora que las va a ganar, lo cual creo que nadie duda si no se añade “por mayoría absoluta”.

Feijoo cabalga de nuevo
En esta situación, en que un partido como el PP goza de esa libertad de acción en contados lugares, el simple hecho de que la pueda perder o no en Galicia, bastión de difícil conquista para otras formaciones, empuja a las demás formaciones a reunir las pocas energías que parecen quedarles para ver si de chiripa consiguen juntarse para echar al que los gallegos han elegido por dos veces Presidente, y con toda probabilidad elegirán una tercera.

Ahora falta saber si adelantará o no las elecciones y, por tanto, si une sus destinos a los de una hipotética y cada vez más probable cita electoral con Rajoy. El sentido común dice que si finalmente no se forma gobierno en Madrid y hay elecciones generales en Junio lo normal es que las haga coincidir. El argumento básico es que no tiene sentido llamar a las urnas dos veces a los gallegos en cuatro meses, con la consiguiente duplicidad del gasto que conlleva y el mareo de dos campañas de la que estamos todos hasta las narices, siendo educado.

Por supuesto el adelanto, en el caso expuesto, es un arma de doble filo: por un lado cuanto antes las convoque más pillará a los rivales con el pie cambiado. El PSOE está en su planeta, buscando con una linterna la rosa y el puño que no saben dónde los han dejado, quizás entre las cajas de Vega Sicilia y los Rolex; el BNG sigue a la caza de unas siglas que vendan y que la gente pueda confundir con otros partidos más modernos; las Mareas están en plena bajamar empujadas por el barco a pique que es Podemos y que antes las aupó, y a punto de elegir como portavoz en su desesperación a un señor que hace un cuarto de siglo llamaba viejo chocho a Fraga, siendo ahora él unos cuantos lustros mayor de lo que era el entonces todopoderoso Presidente; Ciudadanos sigue sin verse a sí mismo fuera de Cataluña en concreto y de España en general sin la mano de su jefe indiscutible… Y todos esos barcos sin capitán autonómico y dando una imagen de desgobierno totalmente desoladora.

Compañeros de copas - Foto El Economista
Pero por otra parte entrar en una campaña electoral de la mano de Rajoy y con la que está cayendo a nivel nacional es bastante peliagudo, y Feijoo corre el riesgo de contagiarse de las campañas de desprestigio que los escándalos de Valencia y de otros puntos de España, de los que va librando bastante bien por ahora, acaben por hacer un “tótum revolútum” que le haga perder votos, de los que para la mayoría absoluta lógicamente no anda muy sobrado.

La firma de la paz... o del alto el fuego
Por supuesto si damos por sentado el posible pacto PP/Ciudadanos entonces sí que la cosa está cantada y sería un paseo militar, pero desde lo del pactode Andalucía y la firma del acuerdo PSOE/Ciudadanos (con un protocolo que dejó la Paz de Versalles a la altura de la firma de una vulgar hipoteca) la cosa ya no está tan clara y aquel discurso que nos colocaban de que “Ciudadanos es un PP 2” ya no cuaja con tanta alegría, cosa que al partido naranja le puede costar votos en Galicia, que sigue siendo muy de derechas, mientras que se los podrá dar a nivel nacional, donde todo el mundo quiere un cinturón que ate corto a Rajoy si saca una mayoría aceptable, o incluso que lo cambie por otro jinete para cabalgar un nuevo gobierno.

Tal y como veo yo las cosas no habrá gobierno en Madrid de esta vuelta, Rajoy va a ir a las elecciones para volver a ganar subiendo un poco pero sin lograr la absoluta ni de lejos, Ciudadanos pegará un buen estirón que le permitirá formar gobierno con el PP (entre los dos están a 17 escaños de la cifra mágica), pedirá la cabeza de Rajoy, y se la darán. En Galicia lo más probable es otra victoria por mayoría absoluta de Feijoo o, en su caso, una mayoría muy grande apoyada en una pequeña representación de Ciudadanos.

Luego no digan que no arriesgo, que estamos a muchos meses y ya ven, hasta les digo cómo creo que quedarán los gobiernos.

2 comentarios:

  1. ¿Campaña de desprestigio? ¿Orquestada por quien? ¿La Policia judicial, los jueces, los investigadores, la guardia civil, la UCO? Ahh, no, por la prensa que difunde lo que está pasando!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me refería a eso, quizás está mal expresado. Lo que quería decir es que el propio partido está siendo desprestigiado por sus actuaciones en otros puntos de España, que en unas elecciones simultáneas en Galicia y el resto de la nación pueden salpicar a Feijoo, que hasta ahora es bastante ajeno a todo eso.

      Eliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.