lunes, 9 de julio de 2018

Maravilloso concierto, escasa asistencia

Las corales, los músicos y la grande entre las grandes, Noemi Mazoy

Lo de Lugo a veces no tiene perdón de Dios. Saben que soy más lucense que la Muralla pero tengo que decir que en ocasiones me siento decepcionado por la respuesta de nuestros convecinos a ciertas cosas que, si las ven en otras ciudades, comentan con envidia diciendo “estas cosas no las hay en Lugo” y sí, sí las hay pero no les hacemos demasiado caso.

El sábado hubo una serie de conciertos en nuestra ciudad, organizados con exquisito gusto por el Obispado de Lugo, en cuatro iglesias diferente con cuatro corales distintas que se unieron en un gran acto final en la Plaza de Santa María, con el atractivo, además, de contar con nuestra querida Noemi Mazoy como solista invitada. Cuatro agrupaciones que suman cien personas cantando no es ninguna tontería, y si les soy sincero no estaba muy seguro del resultado porque no creo que sea sencillo coordinar a tanta gente de diferentes grupos… pero mis temores fueron infundados.

Un concierto breve, con tres piezas, de unos 25 minutos, y maravilloso. Ni una nota discordante, ni una voz fuera de lugar, y con la acústica excepcional de esa plaza que hacía que el sonido retumbara lo justo para demostrar el error de quienes dicen que “esas cosas se escuchan mejor en CD”. No hay disco que supere lo del sábado. De la intervención de Noemi ya no hace falta que les diga nada porque ya saben que soy un enamorado de su voz, como cualquiera al que le guste la música, ya que es insuperable.

La APP de turismo y cultura no dice ni una palabra
de las actividades de este fin de semana...
El problema fue la relativamente escasa asistencia de público. Seríamos unos doscientos asistentes, puede que incluso algo menos, lo que tuvo la ventaja de que te podías cambiar de sitio si estabas de pie (de eso hablamos ahora) y así pude buscar el lugar perfecto para escuchar bien, que era en el centro pero hacia la parte de atrás.

Había pocos asientos, cosa que me sorprendió, y según me contó una persona cercana a la organización la cosa es que el Ayuntamiento quedó en llevar sillas... y se les pasó. Y claro, se improvisó lo que se pudo en un momento. En fin, como el concierto era breve tampoco fue para tanto, pero sí la cuestión de la asistencia, demasiado escasa.

Si nos dicen que en Coruña hay un encuentro de cuatro corales (una extranjera, además) con una soprano de renombre, y que nos cobran 20 euros por la entrada, ponemos autobuses y vamos en manada a aplaudir con las orejas, pero como fue en Lugo y gratuito vamos los que vamos. Eso es muy de nuestro Lugo.

También es cierto que la escasa promoción no ayudó. La aplicación de turismo del Ayuntamiento, esa que promocionan como si no hubiera un mañana y no entiendo por qué, ya que su utilidad es nula, no mencionaba ni este concierto ni la jornada de pintura rápida que hubo ayer domingo en las calles de la ciudad. Sí recoge, paradógicamente, un curso que dan esta tarde que se llama “Curso de comunicación con éxito”, que, a menos que lo ofrezca Carmen Basadre o alguien de su equipo, les recomiendo a los propios responsables de cultura, empezando por la concejala. Buena falta les hace.

1 comentario:

  1. Muchas gracias por tu exposici;on,que refleja el sentir de much@s Lucenses

    ResponderEliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.