jueves, 2 de agosto de 2018

Curiosidades sobre el concurso del programa de las fiestas de San Froilán

Parte del cartel ganador obra de David Segade
El pliego de condiciones para la edición y distribución del programa de las fiestas del San Froilán tiene ciertos puntos que son, como mínimo, llamativos. El primero es que se exige la impresión de 55.000 programas y 4.500 carteles pero solo se encarga la distribución de 30.000 de los primeros y 4.350 de los segundos. Tampoco se establece ninguna medida de control sobre dicha distribución y solo se dice que ha de ser en la ciudad, en la provincia y en Coruña, Pontevedra, Orense, Asturias y León. Así, a la buena de Dios. ¿Cómo se comprueba que el servicio contratado se ha prestado realmente? Pues supongo que confiando en la palabra de la empresa adjudicataria del servicio, que es un sistema harto curioso sobre todo viniendo de un gobierno que asegura ser de izquierdas.

Por otro lado tampoco pasa desapercibida la “posible prórroga”. Según las bases durante los seis primeros meses de 2019 se decidirá si el contrato se estira hasta el San Froilán de 2019 o no. Teniendo en cuenta que en mayo hay elecciones, es llamativo que se vaya a decidir eso quizá después de la llamada a urnas, cuando la concejala del ramo esté (esperemos) de despedida gane quien gane. En cualquier caso, no se dice en qué basarán la decisión, y tanto puede ser en sesudos informes técnicos como en lo simpática que le caiga la empresa ganadora del concurso a la responsable del área. Vistos los antecedentes tenemos base para ver que unas le resultan simpáticas y otras no.

En todo caso tengo ganas de ver si se cumple la fecha del 13 de septiembre en que el programa se asegura que estará impreso, salvo que el propio ayuntamiento incumpla ese plazo y envíe el material más tarde. O hacen la vista gorda ante una violación de las reglas, o asumirán su inutilidad para cumplir sus propios plazos. Veremos.

Artículo publicado en La Voz de Galicia del 2 de Agosto de 2018

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.