jueves, 24 de enero de 2019

¡¡VICTORIA LUCENSE!! ¡Hemodinámica 24 horas!

Como foto de cabecera de este artículo, qué menos que recordar al Doctor Miguel Ángel González, promotor de la reivindicación de los servicios de hemodinámica, radioterapia medicina nuclear. ¡Gracias!
Foto: La Voz de Galicia
La Xunta anunciará hoy que el servicio de Hemodinámica del HULA pasará a prestarse las 24 horas. Es un éxito sin precedentes de la población, de la calle, de todas las personas que nos hemos manifestado de una u otra forma para que la presión obligase a los dirigentes a poner en marcha un servicio del que puede depender algo tan crítico como nuestra vida. Los argumentos económicos y, sobre todo, los que se refieren a la salud de la gente han vencido a otro tipo de intereses. 

No se puede hablar de este asunto sin empezar por dar las gracias, por hacer un sentido homenaje al promotor de toda esta protesta, al fallecido doctor Miguel Ángel González que fue el alma mater de la reivindicación ciudadana, la persona que dio origen y forma a una campaña que culminará el día que deje de cerrar este servicio todos los días. Creo que una calle es lo mínimo que se le puede otorgar a este hombre, cuya valiente acción, apolítica y ciudadana, salvará vidas. No hay mayor logro. ¡Gracias! 

Vicente Quiroga
No podemos olvidarnos tampoco de Abre la Muralla, la asociación encabezada por el exalcalde Vicente Quiroga, quienes iniciaron junto al doctor Miguel Ángel González todo este movimiento aunque no tardaron demasiado en ser echados a la cuneta, ya que era un grupo poco manejable y demasiado independiente, para bien y para mal. Cometieron algunos errores en mi opinión, que discutí con el propio Vicente con la pasión que nos caracteriza a los dos, pero no podemos olvidar nunca que sin ellos probablemente esto hubiera quedado en nada en sus inicios y que fueron los primeros en asumir, aceptar, respaldar y luchar por este servicio en Lugo. Junto a Vicente personas como la desaparecida Susana Iglesias Lugilde, Julio Méndez, Xoan Rompe (quien, en un estado de salud discutible hasta protagonizó un encierro en el propio HULA) y muchas otras personas fueron quienes dieron los primeros pasos para sacar esto adelante. 

También hay que reconocer la labor de la Federación de Asociaciones de Vecinos, y ya saben que no soy yo de echarles flores ni mucho menos. Quizá actuaron por motivos menos transparentes y limpios de lo que debieran, y como camino a obtener subvenciones y colaboraciones públicas que nunca han sido del todo aclaradas, pero actuaron mientras otros se mantenían al margen, y al final si a uno le salva la vida este servicio a las tres de la mañana le importa un cuerno por qué lo hizo quien lo reivindicó. Esta realidad incluso hizo que personas como Valentín Arias, de UNAVE, no muy cercano a la Federación que digamos o yo mismo apoyásemos a esta organización en sus protestas.


Dejo fuera, estoy seguro, a muchas otras personas de las que me olvido sin intención o cuya intervención no conozco. Destacar por ejemplo al doctor Juan Carlos González Juanatey, jefe de Cardiología del HULA, que llevó a cabo una labor mucho más discreta de lo que pueda parecer para luchar por la implantación de este servicio las 24 horas y que finalmente ha visto respuesta a sus esfuerzos. 

Hay muchos tipos de valentía, hay que tener un gran coraje para oponerse a nuestros enemigos, pero hace falta el mismo valor para hacerlo con nuestros amigos. Por lo tanto premio con diez puntos al señor Neville Longbottom”. La cita es de J. K. Rowling, quien la pone en boca de Albus Dumbledore, y no puedo evitar relacionarla con un último grupo al que tenemos que homenajear. Los pongo de últimos pero no por que tengan menos mérito, sino para darles relevancia. Son todas esas personas que lucharon dentro de su propia casa, dentro de su propia organización, dentro de su propio partido contra la cerrazón y la cabezonería de quienes practican el seguidismo ciego a unas siglas. A riesgo de olvidarme de alguien (pido disculpas por adelantado), pienso en Óscar Poy, en Bárbara Quintas, en Fina Rubinos, en Ana Argiz… algunos dejaron el Partido Popular con los años pero cuando comenzó toda esta aventura eran de los más fieles de la casa y aún así supieron ver que la casa se equivocaba y eso les da un mérito tremendo.

La protesta empezó siendo sin banderas y sin siglas pero no tardó en ser politizada a lo largo del tiempo como todo en este cochino sistema, ya que era un tema muy jugoso como para dejar al margen la guerra entre partidos. La decidida apuesta del PSOE lucense por este asunto, financiada desde la Diputación Provincial, le reportó importantes victorias como lograr que Jaime Castiñeira no fuera alcalde, con la colaboración del interesado (dicho sea de paso) al empecinarse en no estar del lado de los lucenses para reclamar hemodinámica 24 horas. Mítica frase la de “¿quién dice que 24 horas es mejor que 8?” fue probablemente el último clavo de su ataúd político, en un momento además en que el PP arrasaba en toda España y desalojaba a la izquierda de sus feudos históricos. 

Varias elecciones marcaron las fechas de las manifestaciones y unas elecciones marcan la fecha de la puesta en marcha del servicio las 24 horas. Al menos ya hemos conseguido algo antes de las municipales de mayo. 

Mi aplauso todas aquellas personas que lucharon por esto. Lo hemos logrado entre todos.



Manifestación multitudinaria para exigir los servicios del HULA. Foto: El Progreso

2 comentarios:

  1. Cuantos recuerdos, cuantos momentos vividos, cuantS horas de explicar que la vida de los vecinos de Lugo es igual que la de uno de Vigo, Santiago o Madrid, horas e iras explicando que por vivir en Lugo o la provincia tenemos que pagar un precio por nuestra vida, explicar que mi tío falleció por 20 minutos de tiempo, 20 minutos faltaron para llegar a Coruña.
    Mientras algunos explicabamos a la gente la necesidad de tener un hospital con todos los servicios necesarios, los politicos del PP, los mismos que están ahora, decidían que a Lugo no le hacía falta la hemodinámica, no fallecía bastante gente.
    Es algo inaudito. Ramón Carballo también estaba, era subdelegado del Gobierno. Seguían instruciones de su jefe Feijoo.
    Lugo nunca olvidará esa lucha, nunca.
    Una muerte debería ser suficiente para que estos politicos dijeran a su jefe, o Lugo o nosotros, y con dignidad se irían del partido, pero no, ahí están todos, y son capaces de mirar a la gente a la cara, y de seguir haciendo campaña. La campaña ya está hecha, ya llevan la penitencia en el cargo per sècula seculorum. Amén

    ResponderEliminar
  2. José Dono, un vecino de Baralla que tiene el corazón dañado desde que sufrió un infarto en marzo del 2013. Como en aquel momento el HULA carecía de hemodinámica, fue trasladado a Santiago, pero 48 horas más tarde. Según manifiesta, esa tardanza en practicarle el cateterismo le dañó el órgano. «O peor é que agora pasaríame o mesmo porque seguimos sen ter hemodinámica 24 horas, e eu infartei un sábado ás oito da tarde, polo que estiven coa vea taponada ata o luns», denuncia.
    Cuantos muertos más necesitaba el PP de Lugo?
    Están inhabilitados para ir en listas, todos, desde Ramón Carballo al ultimo de la provincia.
    Nunca darán pagado el daño y el dolor que causaron las muertes de nuestros seres queridos. Y ahora vienen con esas porque hay elecciones y le vieron las orejas al lobo.

    ResponderEliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.