lunes, 21 de diciembre de 2015

Monumental lío electoral

¡Pues vaya lío que hemos montado! Opinar sobre las elecciones de ayer tiene una ventaja, que puedes decir lo que te dé la gana porque todo se sostiene: Que ha ganado el PP, que ha perdido el PP, que ha sido un varapalo al bipartidismo, que el bipartidismo se mantiene, que es un éxito de Podemos, que es un fracaso… Para aburrir.

Gráfico de resultados en La Voz de Galicia de hoy
Últimamente las elecciones en Lugo son un “aquel” donde en vez de que todos han ganado parece que todos han perdido. Quizás la “marea” haya logrado algo que era complicado al menos en apariencia, y es mandar a una persona al Congreso por Lugo. ¿Es un éxito? Electoralmente sin duda alguna, políticamente ya veremos, porque aún no está muy claro a qué va, y me explico: “Nós”, marca blanca del BNG, se reivindica como la única fuerza nacionalista gallega y puede que tenga razón, porque ayer se agrupaba alegremente a la Marea con Podemos en los resultados (no en los oficiales) con lo que parece que esa “voz propia” de la que se presumía ha desaparecido totalmente. No tengo muy claro si el diputado elegido por Lugo será fiel a Podemos, partido en el que si no me equivoco milita, o a sus colegas de Izquierda Unida, también parte de la candidatura, o a los de Beiras, que ya no sé cómo se llaman. Las coaliciones es lo que tienen.

El indiscutible éxito electoral de Podemos se puede tornar en otra cosa (no un fracaso, pero sí algo raro) durante los próximos tiempos cuando sepamos de qué va cada representante electo, porque están lejos de tener un discurso único de partido y eso puede complicar las cosas aún más.

El PP y el PSOE tienen una gran oportunidad. Las urnas les han dado una última oportunidad de reaccionar y caer del guindo. Tengo mis dudas de que tengan otra antes de irse definitivamente al carajo. Pero no parece que aprendan demasiado, al menos por ahora.

El PSOE está por lo visto contentísimo, porque parece que su única meta era que el PP perdiera votos. Si ellos mismos bajaron de su mínimo histórico (110 ya era vergonzoso para ellos) no tienen muchos motivos de alegría, pero ya se ven sumando votos con Iglesias para aupar a Sánchez a la Presidencia, aunque sea a costa de vender el país a trozos con una disparatada reforma constitucional que nos lleva a ninguna parte.

El PP, por su parte, presume de haber “ganado las elecciones”. Pues te habrás quedado contento, pero para lo que te va a servir… Aun en el remoto caso de que Rajoy consiga formar gobierno serán cuatro años de “NO” en el Congreso, y su mayoría en el Senado de poco les va a servir. En Lugo, sacan pecho diciendo que se están haciendo las cosas bien, sin querer ver los miles de votos que se van por el desagüe.

El otro día les dije que había votado al PP. Con la pinza en la nariz, sí, pero el voto es el voto. Pero es significativo que alguien presuntamente convencido como yo dude tanto a la hora de ir a por la papeleta. Otras personas menos cercanas ideológicamente resuelven sus vacilaciones en sentido diferente y ahí es donde están las elecciones.

Por último no quisiera dejar de hablar de las injusticias de las elecciones. Toda España era un supuesto clamor contra la corrupción, pero han castigado sin representación al partido que más luchó contra ella, al menos aparentemente: UPyD se ha quedado fuera, quizás por no tener un líder tan carismático como Rivera, o porque los medios los han marginado. Izquierda Unida, por su parte, saca dos ridículos diputados con casi un millón de votos. Esto último es injusto pero lo veo con cierta simpatía porque Lugo tendría mucho que perder cambiando el sistema de elección.




¡Qué difícil es todo! ¡Y lo que queda ni les cuento! No le envidio el papelón al Rey, que no sabrá a quién proponer.

1 comentario:

  1. Se impone la gran coalición PP+Psoe+C's con todos ellos mojándose en el gobierno.

    ResponderEliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.