martes, 22 de marzo de 2016

Hoy toca dar las gracias

Hoy toca dar las gracias. Intentaré guardar un orden pero si alguien se siente desplazado en preferencias por favor que no me lo tome a mal que aquí el protocolo es inexistente. Empezaré por los agradecimientos por la existencia de la Credencial y seguiré por los de la peregrinación recién completada. 
 
Miguel y yo - Foto de Carles

Voy a poner en primer lugar a la persona sin la que todo el asunto de la Credencial habría nacido muerto. Miguel Cabana, delegado de La Voz de Galicia en Lugo, captó desde el primer segundo la importancia que este tema puede tener para nuestra ciudad. Gracias a su constancia y su perseverancia la iniciativa ha llegado a buen puerto, y no me refiero únicamente a la parte económica, aunque también ya que La Voz de Galicia fue quien patrocinó la Credencial, sino a mucho más: al apoyo incansable y los desvelos que sé que ha tenido para que los diferentes puentes que hemos ido cruzando nos permitieran vadear las grandes dificultades a las que nos hemos enfrentado y que hicieron que algunos nos planteásemos tirar la toalla. Sin Miguel esto no se habría completado, y su intervención ha sido probablemente una de las dos más decisivas de todas.

Por supuesto el Obispado de Lugo también ha sido la otra piedra angular de la iniciativa. Sin el respaldo, el sello y el apoyo de don Alfonso Carrasco, Obispo de Lugo, el documento podría ser considerado una mera curiosidad, pero nunca un título válido a los efectos del Camino. No sería una Credencial sino un papel. Su decidida intervención ha supuesto que la Credencial de Lugo sea una realidad, y su soporte es crítico para el futuro de la misma. Además, esto se ha adornado con su amabilidad y la del personal de la Diócesis, empezando por María, de secretaría con quien he tenido larguísimas conversaciones en que nos hemos apoyado mucho, María José, del gabinete de prensa, y otras personas del Obispado como Fran Moreiras, Jose Criado o el Deán de Lugo, Don Mario.

Saliendo de Lugo - Foto de Carles Vilaplana
El diseño de la Credencial fue otro de los puntos fuertes del proyecto. De hecho su belleza fue probablemente una de las cuestiones que hizo que algunas instituciones nos apoyaran, y todo es gracias a Chencho Pardo, el genial dibujante lucense cuyas ilustraciones cada día que pasa son más valoradas allende nuestras fronteras. Sus perfiles de poblaciones son ya muy conocidos y atesoro un plano de Lugo de la edición limitada que me regaló un buen amigo y que hizo el Ayuntamiento hace unos años, cuando publicó unas guías de la ciudad basadas en ese diseño.

En cuanto a la peregrinación en sí, tanto los esforzados compañeros de viaje como los responsables del avituallamiento merecen una gran consideración. Valoro por encima de todos el titánico esfuerzo hecho por mi madre, Miluca, que si no fuera porque iba con nosotros habría dedicado un día más al recorrido (con gran inteligencia, hay que decir), pero por supuesto también el de Carles, Miguel, Marcos y mi padre, Luis. Sin ellos el Camino habría sido una terrible losa y no la satisfactoria y divertida experiencia que supuso. Dedicarles un párrafo me parece muy poca cosa, pero ya saben que lo importante es lo vivido, y eso lo recordamos todos sin necesidad de ponerlo aquí.

Tampoco nos podemos olvidar de las autoridades que nos acompañaron, no por su título sino por la implicación que ha supuesto por su parte. A quienes sus agendas les impidieron venir todo el Camino pero hicieron con nosotros dos etapas completas, Raquel Arias los dos primeros días y Joaquín García Díez y Rosa, su mujer los dos últimos, o quienes vinieron una como Margarita Pérez Herráiz (quien, por cierto, nos tuvo que esperar media hora la final del recorrido porque va como una bala), Ramón Carballo, o David Fernández, hay que agradecerles enormemente el esfuerzo que hicieron por apoyar esta iniciativa y mostrar su compromiso con ella.

A la llegada con la Credencial en la mano
Entre quienes nos acompañaron a la salida y/o llegada tengo que destacar a la alcaldesa de Lugo, Lara Méndez, que vino desde la salida al puente romano y nos acompañó desde el Monte del Gozo hasta el final. La destaco porque fue la primera autoridad que se ofreció a este apoyo público y creo que es digno de mención. Su habitual amabilidad y simpatía se ven reforzadas en este tipo de cosas, en que apuesta firmemente por lo que cree que le conviene a la ciudad. Gracias alcaldesa.

Por supuesto hubo más personas que nos acompañaron a la salida o a la llegada, como el Presidente de la Diputación, o el Diputado Eduardo Vidal, los representantes de diversos grupos municipales de Lugo (Jaime Castiñeira, Santiago Fernández Rocha, Olga Louzao, Antonio Ameijide, Miguel Fernández, Jesús Expósito) y otros grupos como UPyD representado por Ana Argiz, además de diversos amigos. A todos ellos se les agradece también su apoyo enormemente.

Si algo me ha parecido positivo en el tema de este proyecto, en la Credencial del Camino Primitivo desde Lugo es ver cómo adversarios políticos se unían para caminar juntos, literalmente, por nuestra ciudad en torno a un proyecto salido de la sociedad civil.

Todos y cada uno de vosotros habéis sido importantes en este tema y a todos y cada uno de vosotros os doy las gracias desde la parte que me pueda tocar. Sois grandes, y Lugo con vosotros más grande todavía.

Me falta un agradecimiento, pero eso toca mañana.

2 comentarios:

  1. felicidades Latorre y me ha gustado que como dice el refran seas bien nacido porque eres agradecido. otros en tu sitio habrian dicho que la idea fue suya y tu te lo has callado y eso hace que sea mas meritorio lo que has hecho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno gracias por la parte que me toca. Creo que ya se ha dicho en demasiadas ocasiones cómo empezó esto y quizás dejando de lado a gente que como Miguel, el sr. Obispo o Chencho han sido piezas fundamentales de todo este asunto. No es modestia es puro sentido común y realidad.

      En cualquier caso gracias. En cuanto a lo de bien nacido, me gusta la frase y de hecho es el título del artículo de mañana ;)

      Un saludo.

      Eliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.