jueves, 7 de abril de 2016

¿Es Podemos del Pueblo o simplemente lo utiliza?

Cuando ves las imágenes de Victoria Rosell poniéndose borde con la guardia civil en el aeropuerto y sacando a relucir su condición de diputada, la defensa encarnizada de un concejal como Bódalo que no está condenado por “defender a los trabajadores” sino por agresión pura y dura, o los millones que salen y entran de cuentas bancarias asociadas a Podemos, te preguntas cómo puede la gente de a pie sentirse identificada con un partido que, como casi todos los demás, hace lo contrario de lo que cacarea todos los días.

¿La "gente de la calle" gana 425.00 euros en un año?
Ese rollo de “somos gente como tú” podía colar al principio, cuando, a menos que haya muchos “tú” que vivan con normalidad no de sus salarios como profesores universitarios, sino como asesores de gobiernos iberoamericanos. Para el caso me da igual que sea el sátrapa venezolano como cualquier otro, porque no voy por ahí. Me refiero a que no veo a mucha gente de la calle facturando millones de euros por el mundo adelante.

Nos decían hace no demasiado que toda la gente de Podemos vivía de su trabajo, los que lo tenían y probablemente sea cierto con una inmensa mayoría de las personas de ese partido. Pero no de su cúpula. Las irregularidades financieras cometidas por Monedero nos pusieron sobre aviso de que ahí se cocía algo más que ideología y lucha de clases, y parece ser que las pistas no iban desencaminadas.

“No hay nada ilegal”, nos dicen. Bueno, eso lo decidirán los juzgados, pero partiendo de la inviolable presunción de inocencia les voy a dar la razón y a decir que son inocentes mientras no se demuestre lo contrario, que es lo propio. Sin embargo una cosa es la legalidad y otra la moralidad. Tampoco hay nada de ilegal en tener una cuenta en Suiza o en Andorra, o incluso en ser titular de una empresa de esas de Panamá y no me irán a decir que ustedes cuentan con esos recursos.

El éxito de Podemos se basó en dos cuestiones innegables: un diagnóstico acertado del punto de vista de “la calle” de la situación que se vivía (y aún se vive) en este país y la estúpida complicidad involuntaria (pero dolosa) de los partidos “tradicionales”.

También explica eso el éxito de Ciudadanos, pero a día de hoy y a pesar de que se ha intentado hacer circular más de un rumor interesado, no he visto que vuelen los euros como en Podemos, ni que haya financiaciones extrañas o que salen irregularidades como castillos de su cúpula. Incidencias con algún miembro siempre habrá en cualquier partido que cuenten con cierta representatividad, y quien niegue eso es que no sabe en qué país vive, lo importante no es tanto que ocurra sino cómo se reaccione, tapando vergonzosamente lo ocurrido como en los casos de PP, PSOE o Podemos o largando a la manzana podrida del cesto de inmediato.

La cuestión en este caso no solo es de dónde viene
el dinero sino si "el Pueblo" lo tiene.
Ya sé que es esperable que yo critique a Podemos. Ideológicamente nos parecemos como un huevo a una castaña, principalmente porque yo soy liberal y ellos un partido comunista más o menos disfrazado, con tintes bolivarianos que me hacen sudar frío. Sin embargo mi cercanía ideológica con UPyD es más bien escasa y reiteradamente alabo su forma de actuar, que me parece muchísimo más próxima a lo que la gente dice querer: transparencia, cuentas claras, compromiso contra la corrupción del “de verdad”, con denuncias que han trastocado los planes de grandes presuntos corruptos de este país… y ahí los tienen, refundándose a ver si cuela y la gente deja de tornasolarse del magenta al naranja.

No es una cuestión ideológica, en serio, sino de fondo. No puedes ir cantando por ahí que todos los partidos son “casta” menos tú, que los de los dineros es importantísimo y que tú eres uno más del Pueblo, por el Pueblo y para el Pueblo y que te estén sacando cuentas de cientos de miles de euros, sino millones, que se te olvidó mencionar en los mítines.

Es inconcebible que toda la gente que se dice de Podemos, que se considera "crítica con la realidad", que asegura que "huye de la manipulación" y que está harta de que la engañen se esté dejando tomar el pelo y cierre los ojos con tanta fuerza como están haciendo. Hace 20 años tenía más lógica porque la información venía como venía, pero hoy que circula con más alegría es sorprendente que se nieguen a ver la realidad, tal y como hicimos durante muchos años muchos con otros partidos políticos.

Les están tomando el pelo, oigan. Igual que nos lo han tomado antes otros muchos, sí, pero eso no niega la realidad de esto: Podemos tiene tanto de partido del Pueblo como el PP de liberal, la fachada como mucho.

1 comentario:

  1. Non vou entrar a discutirlle o artigo, pero o de que Podemos é un partido "comunista mais ou menos disfrazado"... Revise o seu concepto do comunismo, por favor. Os comunistas de verdade non queremos ter nada que ver con ese partido.

    ResponderEliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.