miércoles, 14 de septiembre de 2016

Lara Méndez se pone al frente... ¡Buena suerte!

Me apetecería hablarles de nuestros amigos de León, aunque solo sea para demostrarles lo poco que asustan, pero no tengo más que contarles por lo de ahora. Les mantendré informados de las novedades que pueda haber, que cuento con que las haya. Volvamos a otro de los temas estrella de las fiestas de este año: el pulpo.

La reunión de Lara con Irimia
Foto publicada por El Progreso
El lunes por la tarde Lara Méndez cogió el toro por los cuernos y en un golpe de efecto y de autoridad asumió la difícil tarea de desautorizar a Carmen Basadre pero sin cesarla, que no anda muy sobrada de concejales. Se reunió con el ahora famoso Irimia para “desfacer el entuerto” e intentar reconducir el asunto del pulpo, que buena falta hace.

Hasta donde yo sé la intención de Lara es tan noble como compleja: garantizar que haya pulpo en nuestras fiestas. Si lo ha conseguido o no es harina de otro costal, porque por ahora lo que tenemos son palabras. Habría estado mejor que pudiera presentar, por ejemplo, el documento que acredite que el adjudicatario de las casetas y los calderos ingresó en la cuenta del Ayuntamiento la garantía económica que se prevé en las bases. Eso daría más credibilidad al asunto y nos permitiría a todos respirar con más serenidad. A ver si hay suerte y lo pueden enseñar pronto, porque 50 minutos de reunión fueron resumidos en un par de frases que tranquilizan lo justo.

El panorama a día de hoy nos lo pintan de la siguiente manera: Irimia es ahora el titular de la empresa Bruxa Consulting, según publicó hace un par de días El Progreso, con lo que controlaría siete de ocho instalaciones del pulpo, concretamente tres casetas y cuatro calderos. Como la cosa es mucho para cualquiera “cederá” una caseta a Manolo de Marce y dos de los calderos, el primero al propio Manolo y el segundo a Torre de Núñez. A día de hoy no se ha especificado si a cambio de alguna contraprestación o no, ni si el Ayuntamiento ingresará finalmente la puja de la Bruxa o la de los lucenses, que todo puede ser. Suponemos que lo aclararán en algún momento.

Con este esquema tendríamos dos de las casetas habituales y otras dos novedosas. Nada que objetar, Irimia ha aprovechado con habilidad unas bases que le benefician, y confiemos en que el servicio que preste esté a la altura de lo que se espera en nuestras fiestas patronales. Hay que jugársela porque como no tenía que acreditar solvencia…

Si Lara Méndez consigue apagar este incendio, ¡ole por ella!, pero eso no quita que el fuego lo prendiera su propio gobierno. Hay una frase de Bismark que dice que “los grandes políticos deben su reputación, cuando no a la pura casualidad, a circunstancias que ellos mismos no podían prever”. En este caso la circunstancia está en casa, y hay circunstancia para rato.

Lara Méndez puede hacer de la necesidad virtud y, visto que el listón de nuestros representantes políticos está tan bajo, conseguir brillar dando la vuelta a una situación peliaguda y coronarse como la salvadora de las fiestas. Después ya analizaremos qué ha pasado, de quién es la culpa, si hay responsabilidades y si alguien se tiene que marchar a su casa, pero en este momento hay que mirar hacia adelante.

Aunque les sorprenda deseo con toda sinceridad que lo consiga, que acierte, que todo salga bien y que tengamos unas casetas del pulpo dignas y de calidad. Nuestras fiestas lo merecen y habrá tiempo desde el 13 de octubre para arreglar cuentas.

3 comentarios:

  1. Bieno, pùes nadaoiga el pulò ese es e miedo., figpo yo que rel que temgadinero puede o no puede subastar las casetas, dicen la asociación de hosteleros que prefieren que sean luceneses , en fin gallego, que no de iuera, hcen bien , pueden traerse de Madrid los que quieran , gallegos, creo que hay unos 2 millones, y quer llamen pulèitrpos a emptresartios quer nunca han estado en ello , salvo Marce y Sras. Aurora, en erl caldero, pero los demAS , POR FAVOR, QUE DEJEN a los veriante4s que han e4chado de ahí, enfin saludos

    ResponderEliminar
  2. Percibo cierta fijación con el tema del pulpo, y estoy completamente seguro que, por su parte, esto no va a acabar aqui y que Irimia será el próximo blanco de sus críticas más duras en favor de los hosteleros que toda la vida estuvieron llenándose los bolsillos con el pulpo del San Froilán. Si todo sale medianamente bien (ojalá), Irimia será igualmente criticado por usted, que si las casetas no son de calidad (él mismo reconoció que este año, debido al tiempo, iban a ser más sencillas), que si la atención, que si el pulpo... El tiempo lo dirá

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Fijación? Es posible, yo lo llamo interés. Tiene a toda la ciudad hablando de esto, así que seremos todos de "piñón fijo" ;)

      En cuanto a Irimia, es cierto que no tengo buenas referencias, para qué le voy a engañar, e incluso gente que asegura ser amiga suya lo pone bastante mal.

      Si las casetas no son de calidad o las cosas no salen bien no dude que no culparé a Irimia sino a quien he culpado de todos los problemas que ha habido con las fiestas hasta ahora, al Ayuntamiento de Lugo y particularmente a Carmen Basadre.

      Creo que la administración ha de velar por los intereses generales, y hacer los pliegos de otra forma para que no pueda haber problemas o al menos colaborar a evitarlos. No ha sido el caso en ningún aspecto de las fiestas.

      En lo demás, totalmente de acuerdo, el tiempo lo dirá ;)

      Gracias por su comentario.

      Eliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.