miércoles, 14 de agosto de 2019

Cámaras para multar pero no para proteger

Cámaras para multar, pero nuestros monumentos siguen sin protección.
Estos días nos encontramos con dos noticias que aparentemente no están conectadas pero que, si lo piensan un poco, sí tienen mucho que ver.

La primera es la de la nueva agresión sufrida por la Muralla Romana de Lugo, a la que unos vándalos le arrancaron unas cuantas piedras que, una vez más, acabaron tiradas en el paseo interior con la fortuna de que esta vez no se usaron para romper ningún cristal o que no le dio en la cabeza a nadie. La segunda es que el Ayuntamiento instalará cámaras para controlar los accesos de vehículos a la zona peatonal del casco histórico, sustituyendo el actual sistema de bolardos por ese de videovigilancia.

La pregunta que me hago es la siguiente: ¿por qué se puede plagar la zona histórica de Lugo de cámaras para sancionar a conductores que se metan por donde no deben (lo cual me parece fantástico, dicho sea de paso) pero no para proteger nuestro patrimonio? ¿Qué lógica tiene que sea sencillo y no haya problemas en poner a grabar a todo cuanto coche entra en la zona peatonal pero no se puedan instalar frente a la Muralla, la Catedral u otros elementos patrimoniales para disuadir a los gamberros de entretenerse destrozando nuestra Historia?

Es curioso el silencio de los que normalmente afirman que la presencia de dispositivos de grabación suponen una intolerable intromisión en nuestra intimidad, un razonamiento con el que no estoy de acuerdo ya que serán las fuerzas del orden las que vean la grabación si es que es necesario porque ocurre alguna barbaridad (lo de las piedras de la Muralla o el derribo de la estatua de San Vicente de la Plaza del Campo) y al menos se podría encontrar a los culpables… pero no se pondrán para eso, sino para recaudar por multas y nadie dice ni pío.

No me gustan las cámaras, pero las considero un mal menor dadas las circunstancias, y desde luego lo que es obvio es que si se pueden usar para sancionar, también se pueden usar (con más motivo) para proteger.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.