viernes, 20 de septiembre de 2013

Movilidad

Cuando les digo que sigo manteniendo un pequeño lugar en mi corazón para la más pura inocencia seguramente se lo tomen a coña pero es totalmente en serio.

Me invitaron a participar en una tertulia que tuvo lugar esta mañana (ayer cuando lean esto) en Onda Cero sobre la semana de la movilidad. En esa charla participábamos tres personas, además de Lourdes, la moderadora de la casa.

La inocencia que les mencionaba viene de que yo pensaba que íbamos a hablar de transporte urbano, no de política, pero ya ven, en todo tiene que meterse el rollo de las siglas, haciendo que incluso se digan cosas que, por ser moderado, no se corresponden con la realidad.

En mi primera intervención critiqué la poca coherencia que veo entre que el Ayuntamiento de Lugo se gaste una pasta en hacer actividades defendiendo el uso de la bicicleta cuando en la práctica, en lugar de facilitar su promoción, la torpedea.

Por otra parte también critiqué que se pague una pasta por un Plan de Movilidad, que se aprobó hace nada, que luego no se va a respetar porque está mal hecho (o no se sabía qué se quería hacer cuando se encargó) y no contempla el cierre al tráfico de calles del casco histórico que ahora se harán peatonales.

Parece que una de las contertulias, Sonia Verdes (luego me enteré de que fue diputada del PSOE, lo cual explica muchas cosas) no recibió bien estas críticas y trató de defender la labor de Orozco afirmando que durante los gobiernos socialistas se había peatonalizado Lugo, cosa que luego imitaron otros ayuntamientos de Galicia. Ahí mis ojos se abrieron como si tuviera que echar media garrafa de colirio.

Creo que nadie que viva en esta ciudad desde hace 15 o 20 años dudará que la peatonalización en Lugo tiene un nombre: Joaquín García Díez. Me molesta tener que recordar estas cosas porque es una persona a la que aprecio (la admiración a su labor es anterior a conocerlo en persona) y parece que a veces defiendes a alguien por amistad, pero al César lo que es del César, y es una tomadura de pelo que alguien pretenda decir que “los socialistas” peatonalizaron Lugo.

Miren, yo no mencioné, hasta que me sacaron el tema, ni siglas ni personas porque creo que un debate sobre un tema no es una carrera que busque medallas, pero tampoco se puede consentir que alguien intente arrebatar los méritos a quien los tiene.

Por supuesto del tema de las bicis no se atrevió a hablar, pero ya metidos en el tema de la movilidad, y visto que aquello no era la charla sobre transporte que yo pensaba sino un repaso político, le recordé a la señora Verdes que Joaquín hizo un carril bici en Ramón Ferreiro y Los Tilos que Orozco se encargó de destruir. También que pretendieron prohibir la circulación de bicicletas en zonas peatonales (cosa que la presión popular logró impedir) y que se gastaron una pasta en el famoso Rebicíclate que duró un año y lleva más de dos fuera de servicio… ¿eso es apoyar la bicicleta y las alternativas de transporte?

En Lugo se hacen las cosas así: se gasta una fortuna en publicitar cosas que luego no se mantienen porque realmente no hay convicción sobre ellas, sino únicamente la búsqueda del voto. Da igual que sea el parque de energías renovables del Ceao, que nos ha costado una fortuna y no vale para nada, o el tan cacareado plan estratégico del que nunca más se supo y que sólo decía obviedades. Da igual. Paga Juan Pueblo. Una vergüenza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.