miércoles, 7 de mayo de 2014

San Froilán o el IPC más alto de todos

Hay que ver qué puñetero es el IPC. En un año ha subido más de un 5% al menos en lo que a contratación de coleguillas se refiere. Ahí se nota que lo de que salimos de la crisis va a ser cierto, por lo menos para algunos.

El pasado año el amigo Orozco designó con el dedo divino a un ex asesor del PSOE para organizar el San Froilán por 9.500 euros. Como hubo bastante polémica con esa contratación tuvieron este año la habilidad de convocar un concurso… que ganó el mismo tipo a pesar de que su oferta no era la más barata, y que se lleva 10.000 euros (500 más, de ahí lo de la subida del IPC supongo).

Hemos de recordar que el éxito de las fiestas de 2013, organizadas también por este señor (al que por cierto ni pongo cara), con las actuaciones estelares de Charo Reina, Obús y Os Resentidos, hizo que el San Froilán abriera los informativos en media España y que se le dedicaran ríos de tinta en la prensa. Espero que se note la ironía. Y conste que no tengo nada contra estos grupos, pero me reconocerán que no son precisamente los Rolling.

La costumbre de este gobierno municipal que tenemos de usar un “haiga” en las fiestas es terrible. Me refiero a tener el “programa más grande que haiga” con la técnica de inflarlos con cientos de actividades, por poco atractivas que éstas sean. Eso sí, todas gratis, no sea que el ciudadano (léase votante) desembolse un euro por ver un concierto, ya que ese dinero lo tendrá que gastar si quiere ver los museos locales que se han “puesto en valor”. Lo que viene siendo una escala de valores torticera.

Un año más se hablará de lo tacaños que son los comerciantes y, sobre todo, los hosteleros, por no colaborar con las fiestas, obviando algunas cuestiones relevantes como que el mayor beneficio de esos días compensa las pérdidas de otros malos, la competencia ilegal y desleal (esta sí) que el Ayuntamiento consiente con los manteros, los tenderetes que montan los “paracaidistas” que instalan sus cocinas y sus chilindradas durante las fiestas, y, lo más importante de todo, que cuando se recauda más se pagan más impuestos, lo que sostiene el chiringuito a menos que queramos volver a los gremios y los impuestos especiales.

Qué quieren que les diga. Si a mí me preguntan si quiero colaborar con el San Froilán ofrecería, por ejemplo, algo práctico, como organizar gratis el tema, y así se ahorrarían 10.000 euros. Como colaboración no empieza mal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.