viernes, 4 de octubre de 2019

El ''Milagro'' de San Vicente, medio siglo de Historia de Lugo

La primera edición del ''Milagro'' de San Vicente en San Froilán de 1969.
Foto del Archivo Histórico Provincial de Lugo
Hoy se cumplen 50 años de una preciosa tradición, la de una fuente que echa vino por sus tres caños, tres figuras barrocas del siglo XVIII que han visto de todo en esta ciudad durante los últimos siglos. Por eso Lugo Monumental ha hecho el esfuerzo de repetir este acto que normalmente tiene lugar el 29 de Julio por Santa Marta, patrona de la hostelería.

La cultura del vino tiene mucho de nuestra esencia, de nuestra cultura y nuestra historia, de compartir mesa y mantel, del esfuerzo para recolectar la uva y transformarla en ese manjar de dioses que se llegaba a enviar a la mismísima Roma desde aquí, cuando los medios eran caballos y carros de bueyes, si bien hay que reconocer que comparando épocas las vías romanas superaban con mucho a nuestro actual ferrocarril.

En las fiestas de San Froilán de 1969, gracias a la iniciativa de Don Ezequiel García Rodríguez, recaudador de impuestos, por primera vez la fuente de San Vicente obró el “milagro”, que siempre entrecomillamos para no ofender a nadie porque no pretendemos ser otra cosa que emplear una irreverencia inocente para ilustrar la fiesta. Nada más.

Lugo tiene en su peculiar “milagro” una fuente inagotable de sorpresas para los que nos visitan, que abren los ojos como platos y sacan fotos para subir a redes sociales, en la versión actual del boca-oreja. De ahí que te encuentres fotos de nuestra querida fuente etiquetadas en chino o en alemán.

Hoy cuatro de octubre a las nueve de la tarde tenemos una cita con medio siglo de peculiar tradición, enmarcada en las fiestas de pueblo más grandes del mundo y rendimos homenaje a una pequeña historia que forma parte de otra más grande: la Historia de Lugo.



Una fuente que echa vino... ¡¡¡milagro!!! ¡¡¡milagro!!!
Artículo publicado en La Voz de Galicia del 4 de octubre de 2019

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.