miércoles, 20 de noviembre de 2019

Visita a San Fernando

El interior presenta un estado lamentable. No por el suelo del patio, que eso se arregla en un periquete, sino por las
ventanas rotas y otros signos de deterioro más relevantes, sobre todo por sus consecuencias.

Queridos lectores:

Lo prometido es deuda, y aquí tienen un breve artículo sobre la visita del lunes a San Fernando. Verán que además de hablar de ese tema menciono de pasada cosas que ya he puesto estos días en el blog, pero no es por repetirme sino porque el artículo de hoy se publica también en La Voz de Galicia y hay que condensar ideas porque el espacio es limitado.

Gracias por su comprensión.


Visita a San Fernando

El lunes acudí a una de las visitas organizadas por el Ayuntamiento de Lugo para ver el antiguo Cuartel de San Fernando y tengo que decir que no fue el panfleto político que me esperaba. Contaba con una soflama contra la Xunta de Galicia por no hacer el Museo de la Romanización y en cambio me encontré con una interesantísima explicación histórica y técnica de la mano del arquitecto Benigno Jáuregui, que hizo que se evaporase la media hora que duró el corto recorrido y que me quedase con ganas de saber más.

A todos los visitantes nos decepcionó que solo pudiéramos acceder al patio y que no nos dejasen visitar ninguna estancia por motivos de seguridad, lo que nos hace imaginar el avanzado estado de deterioro del edificio, aunque curiosamente las autoridades sí pasearon por el inmueble.

La visita en sí es un acto peculiar, ya que el deber de conservación de un Bien de Interés Cultural es indiscutiblemente, según el artículo 32 de la Ley de Patrimonio de Galicia, una responsabilidad del propietario, que en este caso es el Ayuntamiento de Lugo. Que abran las puertas para enseñarnos que no han cumplido con su obligación legal es realmente chocante, y algo de lo que deberían dar cuenta los culpables del deterioro de San Fernando.

Pero miremos al futuro. Una vez descartado por imposibilidad técnica el centro educativo que Lugo Monumental proponía coincidiendo con grupos tan dispares como Izquierda Unida o Ciudadanos, no hay duda alguna: San Fernando tiene que albergar el Museo de la Romanización.

La Xunta de Galicia ha de cumplir con su palabra. En 2010 vinieron a Lugo a enseñarnos el proyecto ganador de Pedro Colón de Carvajal Solís y Raquel Buj García, a prometernos que había dinero y a jurarnos que las obras comenzarían en 2011. Ocho años después seguimos esperando y eso no es aceptable.

Artículo publicado en La Voz de Galicia del 20 de Noviembre de 2019

5 comentarios:

  1. Y como dice el delegado de la Xunta en Lugo....... un parador?
    Triskel

    ResponderEliminar
  2. Para cuando una visita al Garañón??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, y a la fábrica de la luz y la selva que la rodea

      Eliminar
  3. Eu prefiro ir ler un libro á biblioteca da Piringalla.

    ResponderEliminar
  4. Un espazo como o Cuartel de San Fernando non só debería albergar o Museo da Romanización, tamen hai que recordar o noso pasado mais cercano e oscuro que durou 40 anos,para que nos axude a que non se repita no futuro.

    ResponderEliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.