martes, 20 de agosto de 2019

Expulsados de la Catedral

La Catedral de Rochester ha sido equipada con un minigolf. Otras tienen toboganes.
Ya puestos a convertir el asunto en un negocio turístico, hacerlo bien.
En nuestra Catedral se ha implantado el pago por acceder al templo, y ya hay ciertas protestas por la gestión del asunto. Desde el hecho de que los cascos que te prestan no son desechables, lo que genera dudas sobre la limpieza y salubridad de los mismos, hasta la indiscutible carencia de personal para atender las instalaciones.

Pero todo esto es relativamente secundario a pesar de las graves consecuencias para algunas personas. Aquí, viendo el tema en perspectiva, se trata de algo más grande: ¿se debe cobrar por entrar en una Catedral? Santiago ya ha dicho rotundamente que no, y no es que esa diócesis le tenga alergia a los ingresos económicos como ha demostrado reiteradamente, sino que es una línea que no están dispuestos a cruzar. En Lugo es algo que incluso podría ser conflictivo desde el punto de vista del derecho canónico dadas las características de nuestra Seo. No podemos olvidar la Exposición Permanente del Santísimo, un privilegio recientemente renovado por el Papa Francisco y que hace que en realidad se esté cobrando entrada por ver a Dios, cosa que no parece demasiado adecuada desde la perspectiva de la fe.

En este tema todos tenemos cierta responsabilidad conjunta como sociedad. La Catedral necesita mantenerse, y para ello se hicieron campañas como la de las visitas a los tejados o la renovación del Museo Diocesano, unas magníficas instalaciones que debimos haber promocionado entre todos para garantizar una sostenibilidad para el conjunto. No lo hicimos, y ahora han tomado esta decisión.

Convertir la Catedral en un parque temático no parece que sea la solución. Los creyentes se sienten expulsados de su templo y sienten que ya no es “su Catedral” sino una atracción turística. Quizá deberíamos sentarnos todos a hablar y ver fórmulas alternativas.

Artículo publicado en La Voz de Galicia del 20 de Agosto de 2019

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.