martes, 8 de octubre de 2019

PEPRI a la carta

Los extravagantes giros del PEPRI que dejan fuera de la zona afectada a edificios públicos.
Una forma de no tener que cumplir lo que los demás sí tienen que cumplir.
Que la administración hace lo que le viene en gana, pisando con fuerza donde los pobres mortales no tenemos oportunidad de asomarnos es algo que es sabido por todos, pero cuando anuncian con neones y lucecitas de colores su desprecio por las normas, con esa osada indiferencia que tienen por las ordenanzas y las leyes que ellos mismos dictan y promueven, resulta aún más insultante.

En este blog hemos visto innumerables ejemplos, desde la puerta de madera del Ayuntamiento, que prohíbe explícitamente “la madera en su color” en el PEPRI hasta las violaciones reiteradas a esa misma norma en todos los centros públicos.

Pero a veces la norma no se incumple, simplemente se “soslaya”. Fíjense que los planos del PEPRI se hacen unos curiosos quiebros para dejar fuera de la zona afectada a los edificios del Ayuntamiento (el del Seminario) y la Xunta, lo que hace que no se incumpla la norma metiendo el pivote electrónico que acaban de instalar en el jardín de la sede autonómica y que no sería posible en zona PEPRI.

¿Por qué la línea hace esos antinaturales giros? ¿A qué responde que se dejen fuera del ámbito de protección edificios históricos, uno de ellos ya desaparecido (el convento donde ahora se ubica la Xunta)?

Las normas son iguales para todos, nos cuentan, pero no estoy muy seguro de que se nos hagan a todos los dibujos en los planos a la carta.

El pivote "legal" por los pelos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.