martes, 8 de enero de 2013

Es importante distinguir

Es muy complicado matizar. En una sociedad en la que todo es blanco o negro, sí o no, arriba o abajo, izquierda o derecha, conmigo o contra mí, es dificilísimo poder mantener una postura detallada sin que te intenten hacer caer en el pozo de la demagogia. 

El próximo día 20 de enero en Lugo se celebrará una protesta frente al congreso del PP en Lugo para reclamar para nuestro flamante Hospital Universitario Lucus Augusti (HULA para los amigos) una serie de servicios de los que carece tales como hemodinámica, radioterapia y medicina nuclear. Si les soy sincero no tenía ni idea de qué iban estas cosas hasta que nos explicaron la gravedad del asunto y las consecuencias que tiene para los lucenses, que han de desplazarse a La Coruña para recibir tratamientos médicos largos y ya de por sí poco agradables. 

Por si esto fuera poco argumento para apoyar la reivindicación, estos servicios fueron considerados como necesarios por el actual Presidente de la Xunta, con lo que es difícil que ahora vayan a negar su relevancia para nuestra ciudad, e incluso para nuestra provincia, que también es usuaria del HULA. 

Con todo esto, no hay más que apoyar la reivindicación de estos servicios como una causa de interés general, noble e indiscutible. Ahora viene el “pero”. 

Este tipo de propuestas, en mi modesta opinión, han de intentar hacerse dejando la política a un lado. Es obvio que los partidos van a convertir todo lo que tocan en materia electoral, para intentar arañar unos votos aquí y allá o para intentar no perderlos. El PSOE ya ha anunciado que se sube al carro, haciéndose el loco de los años que estuvo al frente de la Xunta y en que, hasta donde yo sé, tampoco había previsiones para todos estos servicios. El BNG no se ha pronunciado pero su postura parece más que obvia. Por su parte el PP llevó al pleno de la Diputación una moción para reclamar estos servicios a la Xunta pero la cosa no fue bien porque había otra del PSOE en términos poco aceptables por lo que se ve (no hay forma de enterarse de lo que pasó realmente en el pleno, y miren que he buscado). 

Es obvio que si te manifiestas contra un partido político es muy complicado decir que no es una manifestación política. También les diré que no creo que la política sea nada malo, lo he dicho muchas veces, pero no comparto el foro donde se presenta la reclamación. Verán, si nos pasamos el día gritando que los partidos no pueden patrimonializar las administraciones no tiene mucha lógica que vayamos con la gorra en la mano a pedir (o con el garrote en la otra a exigir) a un foro político. Lo suyo sería protestar ante la Xunta de Galicia que es la responsable del tema. 

¿Qué diferencia hay? El PP gobierna la Xunta así que tanto monta monta tanto… Pues no, no es tan sencillo. Una protesta ante el PP es un tema político. Una protesta frente a la administración es un tema ciudadano. Ya sé que puede parecer un sofismo, pero no es el caso, es un matiz que, para mí al menos, tiene mucha importancia. 

Cualquier persona afiliada, militante, votante o simpatizante del PP que esté de acuerdo con la reivindicación (yo mismo, por ejemplo) se verá muy condicionada para no ir a la protesta porque alguien puede interpretar (tampoco hace falta ser muy espabilado) que se utilizará como arma política una reivindicación lícita y lógica. De eso sabemos mucho tras las multitudinarias manifestaciones del “Nunca máis” que resultaron ser lo que resultaron, a pesar de que a las concentraciones fue muchísima gente de buena voluntad. Con el “no a la guerra” tres cuartos de lo mismo. 

La ciudadanía está un poquito hasta las narices de que se le utilice de forma descarada para perseguir fines partidistas o “antipartidistas”, que es lo mismo, aunque totalmente diferente. Ustedes ya me entienden. 

En un foro de internet planteé esta diferenciación entre administración responsable y partido político y casi me comen. La reacción fue la esperada “tú lo que quieres es que no haya esos servicios en Lugo” o “tú lo que quieres es defender al PP”. Nada de eso, de veras. Claro que considero al PP responsable político de la puesta en marcha de esos servicios, pero eso no quiere decir que quien es responsable legal y obvio sea la Xunta de Galicia. 

La misma Xunta de Galicia que hoy gobierna el PP mañana la puede gobernar otro partido, que la vida da muchas vueltas, y la protesta ante la administración sería la misma si no se soluciona el problema. 

Si la ciudadanía no distingue entre las administraciones y los partidos que las dirigen estamos perdidos, y parece que según se pedía a algún politiquillo de medio pelo que se le colocara a un familiar en alguna empresa con contratos públicos, ahora seguimos el mismo camino, errado, para pedir a un partido que cumpla los compromisos de una administración. 

El PP no nos dará ni nos quitará servicios, será la Xunta de Galicia, serán nuestros impuestos, será el esfuerzo colectivo de los lucenses y los gallegos. Por eso no me convence lo de politizar algo que realmente no debería ser una materia partidista, sino de sentido común, y de reivindicación ciudadana. Por lo mismo que hoy se condena al PP por no tener esos servicios imagino que habría que agradecerles que los pusieran, y yo no estoy de acuerdo con esa visión. Esa postura es la que convierte a los alcaldes en caciques y a los políticos en "dadores de favores". Para bien y para mal los partidos no son los responsables, son las administraciones. No es fácil apreciar el matiz, lo sé, pero hay que hacer un esfuerzo para evitar ir a pedirle la farola a Don Fulano.

Es importante distinguir. Por lo demás, de veras, ojalá se consigan esos servicios… y ojalá no tengamos que usarlos.

1 comentario:

  1. No puedo estar más de acuerdo contigo, lo has expresado con suma claridad, lo que disipa alguna duda que tenía sobre el asunto en cuestión.

    Un saludo, Luis.

    ResponderEliminar

Derecho a réplica:

Se admiten comentarios, sugerencias y críticas. Sólo se pide cierta dosis de "sentidiño" y cortesía.